Escándalo en Boca: ¿Aqui no ha pasado nada?

En pocas horas cambió rotundamente la situación judicial de los futbolistas de Boca, ahora acusados sólo de “lesiones leves”. Niegan arreglo económico con las mujeres. Cardona, decidido a irse del club en junio.



Casi en un abrir y cerrar de ojos, desde que los futbolistas xeneizes Wilmar Barrios y Edwin Cardona se fueron a dormir el jueves a la noche hasta que los protagonistas de esta historia se despertaron al día siguiente, hubo un cambio rotundo en la situación judicial que los involucra y todo pinta para que zafen sin problemas, que el martes estén entrenando junto al resto del plantel de Boca y que el sábado próximo puedan ser tenidos en cuenta por el técnico Guillermo Barros Schelotto para el partido contra Colón.

¿Qué pasó en el medio? ¿Hubo un acercamiento entre las partes, que incluyó alguna suma de dinero? El abogado defensor de Barrios y Cardona juró que no, pero... la duda quedó flotando. Eso sí: trascendió que Cardona ya le transmitió a la dirigencia su decisión de irse de Boca a mitad de año (está a préstamo, recordemos).

Pero está claro que algo pasó, porque un día antes la carátula de la causa contra los futbolistas era “privación ilegítima de la libertad, abuso y violencia de género”. Sin embargo, ayer el abogado de los futbolistas, Miguel Angel Pierri, fue a la sede Talcahuano de los Tribunales porteños y se anotició de que ahora la causa tenía una nueva carátula: apenas “lesiones leves”.

De ahí a que Barrios y Cardona queden aliviados de culpa y cargo en cuestión de horas hay apenas un pasito. ¿Tan sencillo después de todo el lío que se armó?


Pierri justificó este brusco giro en la causa en la falta de pruebas en contra de sus clientes, por lo que se descartaría el abuso sexual. “Este hecho es falso y nunca existió. Después veremos el fin. Me importa la inocencia de estos hombres, después se verá cómo progresa la relación de ellos con el club. Estoy en condiciones de decir que la calificación provisoria que quedará es la de lesiones leves”, explicó.

En declaraciones al programa “Jogo Bonito”, el abogado descartó el rumor de un supuesto “arreglo” de los futbolistas con las dos denunciantes, de nacionalidad argentina y peruana. “Jamás me senté a negociar nada con nadie. No hablé con nadie por un arreglo. Ninguno de los jugadores hizo alguna negociación, no hacía falta”, sostuvo. “La carátula inicial era por privación ilegítima de libertad, lesiones, abuso y violencia de género. Con esa calificación se hizo una denuncia en Prefectura Nacional y recayó en el juzgado criminal número de 6 de Capital. Se escucharon a las denunciantes”, recordó sobre las primeras actuaciones.

Y completó: “Para haber cambio de carátula tiene que haber una valoración de la prueba, una recepción de un testimonio, una prueba técnica o constatación forense”.

Según fuentes judiciales, Cintia Jiménez, una de las dos denunciantes y quien dijo estar embarazada de tres meses, se volvió a ausentar de la citación de la Justicia y de la convocatoria del médico legista para corroborar sus presuntas lesiones.

Esta mujer es quien estuvo el domingo en el departamento de Puerto Madero y fue quien inició la denuncia, aunque todavía resta que la segunda mujer, “Alexia” (nombre artístico), cuente lo que ocurrió el sábado, que complicaría más a Cardona -no a Barrios- para llevar la causa a “abuso sexual”.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.