Energía dolarizará las tarifas de gas a partir de mañana

El Gobierno estableció los aumentos de las tarifas de gas que abril rondarán el 300% y modificó su forma de actualización. A partir de abril pasarán a estar atadas a la cotización del dólar oficial y su ritmo de crawling peg, que actualmente es del 2%. Se trata de una medida que impactará fuertemente sobre el poder adquisitivo, que sigue sin recuperarse del cimbronazo que significó la devaluación de diciembre y el posterior fogonazo inflacionario. Según cálculos privados, el ingreso promedio en Argentina es de 196 dólares, tres veces más bajo que los de Brasil y Chile, y cuatro veces menor al de Uruguay. 


La resolución 41/2024 de la Secretaría de Energía estableció que los nuevos precios para el gas mayorista, conocido como Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST), se cargarán a las facturas a partir del 1 de abril de 2024. El PIST es una de las variables que determina el precio que se refleja en las boletas de los consumidores, junto con los márgenes de transporte y distribución.


Además, se definió de cuánto será el aumento del precio del gas mayorista. En promedio, para los usuarios residenciales de altos ingresos y los sectores productivos, el valor del PIST subirá un 307%. Para los sectores medios la suba será del 183% en ese mismo periodo de tiempo, mientras que para los sectores bajos será de 278%. 


Pese a que los valores de las tarifas seguirán expresándose en pesos, la normativa oficial detalló que "los precios del gas en el PIST que se aprueban están nominados en dólares estadounidenses". En concreto, se fijará tomando el precio vendedor del tipo de cambio oficial del Banco Nación “observado entre los días 1 y 15 del mes inmediato anterior al traslado de los precios”.


A su vez, se agregó que "corresponde instruir al Enargas para que el traslado de la variación del tipo de cambio se haga en forma mensual, a fin de evitar cambios abruptos en los valores considerados". Actualmente, el BCRA mantiene el crawling peg del dólar oficial en torno al 2% mensual, luego de que en diciembre lo hiciera saltar un 118%. 


El secretario de Energía, Eduardo Chirillo, justificó la decisión con base en que "la tarifa no reflejaba el costo de suministro, un principio básico que debe respetarse para la autosustentabilidad del sistema y promover inversiones".


Explicó que las tarifas finales de gas "cubren solo el 17,5% del costo real", mientras que el porcentaje restante "lo fue absorbiendo el Estado y lo pagan todos los ciudadanos a través del presupuesto nacional, incluidos quienes no tienen acceso a la red de gas natural".







 







El impacto en la inflación y el poder adquisitivo 




Desde Eco Go plantearon que esta reformulación del esquema tarifario impactará con fuerza en la medición de la inflación y la canasta de consumo del Indec, debido al cambio de metodología que anunció el organismo hace unas semanas y que esperan lanzar durante los próximos meses.


"El nuevo indicador tomaría como base para definir sus ponderadores la Encuesta Nacional de los Hogares 2018", explicó. "Lo cual no es trivial debido a que el peso de las tarifas en 2018 es significativamente más alto que el actual", argumentó la consultora.


Y agregaron: "De aquí se infiere que la necesidad de acelerar la recomposición tarifaria no sólo corresponde al impacto presupuestario de los subsidios, sino que si estos aumentos ocurren después del cambio metodológico se amplificaría su impacto inflacionario dada la incidencia de las tarifas en la encuesta de gastos mencionada".


Este incremento tarifario también tendrá un fuerte impacto sobre el poder adquisitivo, que cayó con fuerza por el alza de la inflación durante los últimos meses de 2023 y principios de este año.


Según un informe Instituto Estadísticos de los Trabajadores (IET), el salario del primer bimestre del año "es mucho menor al de 1974, 2015, 2023 y similar al de 1952". Y se concluye: "Estos datos evidencian el pobre desempeño económico de Argentina a lo largo de las últimas décadas, situación que se ha agravado en los últimos meses con una notable contracción del salario real".


Asimismo, los ingresos también son comparativamente menores a los de los países limítrofes. De acuerdo a un estudio de Focus Market, los ingresos promedios en dólares de Argentina son de USD196 mensuales, mientras que los de Brasil, Chile y Uruguay son USD574, USD580 y USD810 respectivamente. 

Comentá

Artículo Anterior Artículo Siguiente