Inflación: el Gobierno frenó aumentos en las tarifas de la luz y el gas

La inflación de junio cortará la racha descendente. Para las consultoras el IPC rondará el 5%, presionado por las tarifas de gas, luz y naftas. A fin de que julio no siga la misma tendencia, el Gobierno frenó este jueves los incrementos previstos en las facturas de luz y gas y limitó al 1% la suba de naftas por el descongelamiento del impuesto al combustible. Analistas destacan que en los próximos meses la mayor presión estará justamente en los precios regulados. Este mismo jueves el Gobierno liberó los aumentos en comunicaciones e internet


Fuentes oficiales confirmaron a BAE Negocios que no habrá aumento de tarifas en luz ni gas en julio, un mes estacionalmente más frío y uno de los de mayor consumo. La decisión fue similar a la de mayo, cuando se postergó el incremento en los precios mayoristas de energía eléctrica y gas natural para los usuarios de ingresos bajos (N2) e ingresos medios (N3). En junio el Gobierno optó por levantar esa medida y presionó a la inflación del mes, que aceleró hasta en torno al 5%.


Una situación similar se dio con los impuestos a los combustibles líquidos, que también habían observado una postergación en mayo. La Secretaría de Energía había establecido nuevas actualizaciones a partir del 1°de julio, lo que implicaba un aumento en las naftas del 16% en CABA, según Iaraf. Sin embargo, se decidió solamente incrementar un 1%. 


La inflación de junio se conocerá el viernes 12 de julio y dará la primera aceleración mensual del 2024. Para el sexto mes del año, los analistas estimaron entre el 4,9% y el 5,6%. El economista jefe de Vectorial, Haroldo Montagu, destacó que las "recientes suspensiones en los aumentos obedecen a evitar mostrar dos meses de interrupción en el sendero de desinflación" y aseguró: "Se está evidenciando que la política inflacionaria aplicada por el Gobierno tiene sus límites y que se refuerzan los problemas que implica la indexación de los precios". 


"Se anticipa que el mes de junio se interrumpe el sendero de desinflación y por primera vez el IPC registrará un aumento mayor al del mes anterior. Además de los precios que se desregularon (algunas tarifas, combustibles, prepagas, etc.), los alimentos volvieron a tener impacto", explicó Montagu.


Para Eco Go la inflación de junio estará en el 5,6%. Por su parte, la Fundación Libertad y Progreso, más a fin al Gobierno libertario, pronosticó un IPC entre el 5% y el 5,5%. La consultora ACM calculó que el IPC de junio estará entre el 4,9% y 5,4% mensual y destacó que "los aumentos de tarifas de gas y electricidad aportaron aproximadamente 0,9 puntos porcentuales y si se suma combustibles el impacto total podría alcanzar 1,1 puntos". 


El economista de ACM Francisco Ritorto explicó: "Todavía estamos ante un proceso de corrección de precios relativos, donde justamente los segmentos más atrasados corresponden a tarifas, comunicación y en menor medida, precios relacionados a la salud. En el segundo semestre, es probable que veamos una rigidez a la baja de los precios a causa de los regulados".


Contrario a los límites para los aumentos de tarifas y naftas, este jueves el Gobierno publicó un decreto que dejó sin efecto una serie de reglamentaciones que establecían topes a las subas de los servicios de telecomunicaciones, entre las que estaban que no se podían aplicar incrementos superiores al 10% mensual.

Comentá

Artículo Anterior Artículo Siguiente