Trump pidió excarcelar a los asaltantes al capitolio

Tras asegurar que consiguió una "gran victoria" en su debate electoral contra Joe Biden, Donald Trump pidió la excarcelación de todos los asaltantes del Capitolio en enero de 2021, además de la suspensión de todos los procedimientos en curso por los cargos de obstrucción a la justicia de los que son acusados.


Esto se da a partir de la decisión de los jueces de la Corte Suprema que sentenciaron que el delito de obstrucción, influencia o impedimento de forma corrupta a un procedimiento oficial no es aplicable en este caso. Trump los describió como "rehenes" y exigió que se los ponga en libertad inmediatamente


Actualmente, son 250 los acusados imputados por obstrucción, a los que se les suman 52 condenados por este delito, de los que 27 ya se encuentran encarcelados, según el Departamento de Justicia.







 




"Llevan esperando esta decisión desde hace mucho tiempo", insistió Trump y celebró que la decisión de la Corte fue "una gran respuesta y una cosa muy buena para toda la gente a la que han tratado de manera tan horrible".







La Corte Suprema falló a favor de los asaltantes





La decisión de la Corte Suprema




El Supremo explicó que para probar la violación al artículo del que se acusa a los asaltantes "el Gobierno debe establecer que el acusado perjudicó la disponibilidad o integridad para su uso en un procedimiento oficial de registros, documentos, objetos u otras cosas utilizadas en un procedimiento oficial, o intentó hacerlo",  en una sentencia que aprobó por seis votos a tres.


A partir de esto, se entiende que asaltar el Congreso no es obstrucción de un procedimiento oficial, porque no implica destrucción de pruebas ni nada que se le parezca. Llamativamente, la jueza conservadora, Amy Coney Barrett, votó en contra, mientras que la magistrada progresista, Ketanji Brown Jackson, a favor.


“La teoría del Gobierno también criminalizaría una amplia franja de conductas prosaicas, exponiendo a activistas y grupos de presión a décadas de prisión”, detalla ahora la sentencia.


A la vez, que enfatiza que "la interpretación del Gobierno daría a los fiscales amplia discreción para buscar una sentencia máxima de 20 años por actos que el Congreso consideró oportuno castigar con penas mucho más cortas".

Comentá

Artículo Anterior Artículo Siguiente