Para leer a Pato Bullrich

En los años 70 se editó un libro clave para la literatura política de la época, “Para leer al Pato Donald” – del chileno Ariel Dorfman y el belga Armand Mattelart-, un estudio cultural desde una visión marxista de la literatura de masas.



Lejos -muy lejos-, del marxismo, la actual ministra y otrora titular del PRO, Patricia “Pato” Bullrich, dejó plasmada en una carta pública su posición en la fuerte disputa que está teniendo con Mauricio Macri, con la relación con Javier Milei en el centro de la disputa.



La relación entre el líder del PRO y el Presidente de la Nación entró en un tembladeral. Al duro informe de la fundación macrista Pensar sobre los errores de la política económica de Milei, le siguió un reclamo público por los fondos de la coparticipación que la Nación le adeuda a la Ciudad de Buenos Aires, que todos leyeron como una ruptura. “El sacrificio de los argentinos requiere de un gobierno que cumpla la ley”, le dijo el ex Presidente al actual.



Este jueves esta pelea Macri-Milei se trasladó a una asamblea del PRO que terminó en escándalo, con gritos, insultos, portazos y los seguidores de Bullrich abandonando el encuentro. Pato quedó marginada de la conducción y el comentario de sus seguidores, tras hablar con Bullrich, fue: “Los macristas se quedaron con un partido chiquito, de amigos, de perdedores”. 



El PRO está roto. Macri intentará rearmar el partido pensando en las legislativas del 2025 y no quedar “pegado” a un fracaso del gobierno de Milei. En tanto Pato quiere construir una línea interna que tienda a la “fusión” con La Libertad Avanza.



Pato Bullrich, en una carta pública que hay que saber leer, tomó fuerte distancia y le marcó la cancha a Macri.



Las principales frases de la carta de Patricia Bullrich 





-“Fueron 6.200.000 de personas las que me acompañaron en mi decisión de apoyar en el balotaje a Javier Milei.”


Pato quiere decir que fue ella la que lo decidió, por sobre Macri. Ella era la presidenta del PRO y la candidata presidencial. Macri era un ex.


-“Avanzamos con fuerza y ayudamos a un triunfo electoral para construir un cambio de verdad, sin medias tintas. Y definitivo.”
Se debe leer: Cuando fue presidente, Macri no se animó. Se quedó a mitad de camino.


-“El debate que quiero dar en el PRO no es un debate de cargos, es mucho más profundo: es un debate de rumbo.”


-No me interesan cargos en un partido que no está en el poder. Que Macri se quede con el partido, mi pelea es más profunda.


-“Hoy quiero contagiar al PRO del valor que se requiere para encender los motores e ir a toda máquina.”
Dice, en verdad, Macri no tiene la fuerza ni el atrevimiento para liderar esta lucha. 


-“No podemos quedarnos, una vez más, a mitad de camino. Por eso, yo me juego a fondo, como lo hice siempre.”
-No podemos repetir los errores del gobierno macrista, que no se jugó a fondo como lo hago yo. Por todo eso, yo elijo a Milei por sobre Macri.


 Algunas pistas para leer a Pato Bullrich y entender la guerra interna del PRO.

Comentá

Artículo Anterior Artículo Siguiente