Termina Gran Hermano y nace una estrella: "Furia" es la revelación del reality

La undécima edición de Gran Hermano en Argentina llega a su fin este domingo y consagrará como ganador a uno de los tres finalistas: Bautista Mascia, Emmanuel Vich y Nicolás Grosman, pero el ganador del reality será sin dudas una sorpresa, sea cual sea el resultado, ya que a lo largo del programa los candidatos a ganar fueron otros, entre ellos, Juliana Scaglione, más conocida como “Furia”.


A pesar de que Juliana terminó en el sexto puesto de esta edición que comenzó en diciembre del 2023 y terminará 7 meses más tarde, la exparticipante se llevó todos los focos y logró que el reality gire en torno a su figura. 


En principio alejada de los demás y luego apadrinada por un pequeño grupo dentro de la casa, "Furia" trazó un camino en el que mutó su estrategia para conseguir el premio entre buenas nominaciones y una fuerte personalidad que la hicieron una de las jugadoras más polémicas y generadora de conflictos, y claro, de contenido, dentro de la casa.







 




 


Su forma de ser frontal, "picante" y sin pelos en la lengua hizo que el público la acompañara durante toda su estadía, pero así como cosechó amores, cosechó odios y rechazos, lo que la dejó fuera de la competencia en una votación contra otro de los favoritos.


De todas formas, su paso por Gran Hermano fue un antes y un después en su vida. Ahora "Furia" ya disfruta de sus fans fuera de la casa, pasea por los programas de televisión y sigue tan polémica como siempre.


Quién es "Furia": la protagonista de Gran Hermano




Juliana Scaglione nació en Belgrano hace 33 años, fue entrenadora, creadora de contenido y también tuvo una etapa como doble de riesgo: "Creo que el momento más importante de mi vida fue tirarme del piso 21 de Puerto Madero", contó en su casting, donde se definió como "romántica", "demasiado graciosa" y contó que tuvo parejas de ambos sexos.


Desde el inicio pudo reconocerse que no había mentido cuando dijo que era "fuerte" y logra "intimidar". Destacó su seguridad y su excéntrico look con la cabeza rapada, las cejas teñidas y el cuerpo repleto de tatuajes. Pronto, advirtió: "Si exploto, exploto", tras adjudicar su temperamento a “ser de una familia tana”.


Juliana se mostró extrovertida y sin ninguna timidez ante sus compañeros y rivales a quienes elogió a pura energía al ingresar a la casa.




Estrategia y cariño del público, el juego de Furia





Cuál fue la estrategia de Furia en Gran Hermano




"Tenés dos opciones: triunfar o ser espectador y yo no vine a ver a nadie", aclaró Juliana desde su ingreso y con el premio entre ceja y ceja, jugó fuerte desde el inicio del programa.


En el primer día se dirigió al confesionario y pidió a Gran Hermano hacer la nominación espontánea. Eligió a Denisse González, a quien calificó de "mandona" y por eso la notó como "alguien fuerte", y Zoe Bonach, a quien definió como una "chica divina" pero "la más débil de la casa".


Pero no solo mostrar estrategia desde el día uno fue lo que hizo que "Furia" comenzara a meterse a la gente en el bolsillo sino tambien su característica personalidad que dentro del aislamiento la alejó de sus compañeros y la convirtió en la más votada de la primera gala de nominación.


El público, que venía de ver ganador a Marcos Ginocchio en el Gran Hermano anterior, un jugador tranquilo y totalmente contrario a Juliana, se dividió en redes sociales entre el rechazo mostrado en Facebook hacia "Furia" y su carácter fuerte tachado de "violento" y el creciente apoyo en X, donde se destacaba que el personaje de Juliana daría contenido y haría más entretenido el reality.


Juliana se salvó de la primera eliminación donde quedó en su primer mano a mano contra Hernán “el negro” Onty quien fue el primero en salir de la casa entre rumores de haber abandonado a una pareja embarazada, algo desmentido después. "Furia" siguió semana tras semana hilando estrategias y consiguió apoyo tanto dentro como fuera de la casa. 


En la competencia, junto a Catalina Gorostidi, Agostina Spinelli y Carla "chula" De Stefano, quienes se acercaron cuando estuvo aislada, Furia formó uno de los primeros grupos de la casa: las "furiosas". 


Afuera, el verla jugar a cada segundo del día y sobreponer la estrategia, por sobre todo lo demás, la hicieron una de las favoritas del público que mostraba mayor apoyo a quienes jugaban fuerte por sobre los participantes más tranquilos.










"Los furiosos": el gran fandom de Juliana




Los fans de "Furia" adoptaron el mote de "furiosos" y a cada semana crecieron cada vez más.
Con carteles en el estudio de Gran Hermano, una tribuna colmada de fanáticos de Juliana y sobre todo en las votaciones tanto para salvar a su protegida como para cumplir con sus objetivos, los "furiosos" fueron el arma que "Furia" gatilló desde dentro de la casa para avanzar en la competencia.


Gracias a su votación, Juliana se convirtió en la jugadora que más mano a mano sobrevivió en la historia de Gran Hermano Argentina hasta su eliminación, con 9 placas pasadas a último momento y en la segunda en lograr salvarse en las primeras tres placas de manera consecutiva.


El fanatismo no solo se manifestó en los votos, sino que hubo muchísimas muestras de cariño y apoyo, que incluyó el festejo de su cumpleaños nada menos que en el obelisco, el 18 de marzo, en un festejo con globos, carteles, y hasta una torta de un metro y medio.


Sus seguidores -casi o más polémicos que ella misma- están nominados a fandom del año en los premios MIAW 2024 que se celebrarán el sábado 13 de julio y donde competirán con las swifties entre otros grupos de fanáticos.


Las mejores jugadas de Furia




Dentro de la casa de Gran Hermano, "Furia" construyó poco a poco un camino de víctimas que hicieron crecer su lectura del juego a punto tal de alcanzar una racha positiva en la que lograba eliminar de la competencia a todo aquel contra quien apuntaba.


Tras su primera nominación espontánea fallida, con la que llevó a Denisse y Zoe a placa, pero no logró que quedaran eliminadas, Juliana volvió a utilizar este recurso y aquella vez nominó Sabrina Cortez y a Axel Klekaylo, quien fue el segundo eliminado de la Casa.


El tercer eliminado fue Williams López, quien entró en placa por una pelea con "Furia" que le costó la sanción de quedar nominado y no poder ser salvado por el líder de la semana, lo que causó su eliminación.


Para la cuarta semana, Juliana fue con todo contra dos de sus máximos detractores: Lisandro Navarro e Isabel De Negri. Con el uso de la espontánea hizo quedar en placa a esta última, quien fue eliminada por el público.


Luego de su éxito, Juliana sufrió la eliminación de su aliada Catalina, pero para su siguiente nominación apuntó contra Florencia Cabrera, quien vio la puerta de salida posteriormente y "Furia" bajó su ritmo en una semana de eliminación doble en la que se fueron Denisse González y Alan Simone.


Para la siguiente eliminación, Juliana eligió a su nuevo objetivo: Sabrina Cortez. Tras varios choques entre ambas "Furia" le dio 3 votos con la espontánea y la vio salir del juego tras el voto del público.


Dos semanas después se dio su mejor jugada cuando indirectamente logró eliminar a 2 jugadores: "Furia" revivió rencores del pasado y fue contra Lisandro Navarro, a quien nominó y sacó en el mano a mano con un bonus. Agostina, antes allegada de Juliana, renunció al reality tras peleas con "Furia" y tras argumentar contra la participante que no quería vivir con alguien que la "amenaza de muerte".










Las polémicas y el declive de "Furia"




Los repechajes y nuevos ingresos terminaron por cambiar el juego de Juliana, que no pudo mantenerse en línea y perdió el control de su estrategia ante varias emociones cruzadas en las que mostró su peor cara, mientras se hacía público que sufría leucemia y debía hacerse un análisis de sangre por semana.


Si bien tuvo episodios polémicos desde el primer día, los participantes que entraron a la casa terminaron por desestabilizarla y la llevaron a dar su versión más polémica, sobre todo después del ingresó como visita el exparticipante Walter "Alfa" Santiago, a quien Juliana admitió admirar. pero la llevó a romper la relación con Catalina.


Una vez sin Alfa en la casa, la situación aumentó en tensión cuando Catalina fue contra ella y buscó su eliminación. Furia respondió con agravios, hasta un mano a mano con ambas nominadas a dejar la Casa.


Furia fue la vencedora en una votación en la que participaron más de 9 millones de personas, según Santiago del Moro, más que en la final que coronó a Marcos Ginocchio, y algo que facturó 3.600 millones de pesos.


Tras una gala que marcó un promedio de 22,3 puntos de rating, este episodio también marcó una permanente tensión de Juliana con toda la Casa, debido a que la mayoría apoyó a Catalina y buscó que ella salga.


En paralelo, habían ingresado 4 nuevos participantes, y entre ellos estaba Mauro D’Alessio, con quien "Furia" tendría un romance de idas y vueltas en los que algunos rechazos de Mauro provocaron enojos y comentarios homofóbicos por parte de Furia.


El peor momento se dio cuando en un almuerzo Mauro se sentó cerca de "Furia" quien estaba enojada con él y lo obligó a retirarse con gritos e insultos. Esta situación causó que la producción la sancione y la mantenga en placa hasta su eliminación.


Aunque Mauro se fue antes, eso no calmó a Juliana. La participante encadenó más polémicas, entre las que se resaltaron un maltrato a "Arturo" el perro al que pateó para sacárselo de encima.


Con el ingreso de los familiares, Furia participó de otra polémica cuando se quejaba de un supuesto desplante de la novia de Martín Ku, Marisol, y se preguntó: "¿yo que tengo? ¿VIH?". Lo que llevó a Santiago Del Moro a concientizar sobre el uso de preservativos en el programa.













La eliminación de Juliana, un antes y un después




Los "furiosos" la mantuvieron protegida lo más posible, pero así como había generado amor, Furia provocó rechazo y el fandom al justificarla y defenderla por sobre todas las cosas terminó por hundirla.


Tras el mano a mano con Catalina, parecía que nadie podría sacarla de la casa, Marisol le dio le dio la estocada final al votar a su propio novio para ponerlo en placa junto a Bautista, Emmanuel y claro, "Furia".


La estrategia surtió efecto y Martín se impuso a Juliana, quien fue eliminada con el 62.4% del voto del público, mientras que su rival se quedó con el 36.7% transformándola en el sexto puesto de la edición y en la tercera más votada para que se vaya durante el ciclo, algo muy alejado de lo que se esperaba que logre.


Antes de irse disparó contra Martín, Bautista y Nicolás: "A ustedes no los saludo, cacatúas, asquerosos, porque me trataron como una reina en el último momento, pero son la misma mierda que siempre. Gracias, por ser unos falsos fallutos".


Una vez llegada al estudio fue abrazada por Santiago del Moro, mientras que sus "furiosos" la recibieron con todo su amor y el resto del público le dio una bienvenida picante a la que Juliana respondió sacando la lengua y levantando el dedo del medio.


Fuera de la Casa, Furia sigue fiel a su estilo y aspira a convertirse en una de las caras de Telefé. ¿Nace una estrella?

Comentá

Artículo Anterior Artículo Siguiente