La declaración de Stiuso contra Milani: los puntos destacados

El exespía Horacio Antonio Stiuso declaró como testigo por más de tres horas en una causa contra el exjefe del Ejército.



El exespía Horacio Antonio Stiuso declaró hoy por más de tres horas como testigo en el marco de la causa en la que se investiga al exjefe del Ejército César Milani por supuestamente montar un sistema de espionaje paralelo.

Así lo señalaron fuentes judiciales a NA, luego de que el exintegrante del servicio de inteligencia se presentara ante el juez Claudio Bonadio en su despacho ubicado en el cuarto piso de los tribunales federales de Comodoro Py.

La declaración del exespía fue en el marco de una causa en la que Milani está acusado de haber montado un aparato de espionaje ilegal en paralelo a la ex-SIDE.

Stiuso, echado en diciembre de 2015 por la expresidenta Cristina Kirchner tras permanecer en la central de inteligencia durante más de treinta años, se presentó sorpresivamente este martes en el juzgado de Bonadio con sus abogados y su visita fue advertida por la prensa.

La causa en la que participó como testigo se originó a partir de un artículo publicado en El Informador Público, en 2014, en el que se denunciaba que Milani y exautoridades del Ministerio de Defensa habían diseñado en 2008 el Proyecto de Ciberdefensa, destinado a actividades de inteligencia interna prohibidas por ley.

La investigación había sido archivada por Bonadio en 2016, pero en agosto de ese año la Sala II de la Cámara Federal ordenó reabrirla y aconsejó que se citara a declaración testimonial a Stiuso.

Es que en una entrevista con el diario La Nación, el exagente había afirmado que durante el kirchnerismo se había montado un mecanismo de espionaje ilegal.

Según surge de información periodística, para armar el aparato de espionaje ilegal se habría incrementado el presupuesto que manejaba Milani en unos 15 mil millones de pesos para la compra de equipamiento.

LO MAS DESTACADO:

*Sostuvo que contaban con equipos para detectar 'valijas', equipamiento que se mimetiza con una antena de telefonía celular y permite escuchar comunicaciones privadas de forma ilegal. Gracias a su equipo, el área que manejaba Stiuso detectó dichas 'valijas' cerca del Obelisco y en el edificio Libertador, sede del Estado Mayor General del Ejército y del Ministerio de Defensa. Aseguró que se hackeaban e-mails.

*Relató que en 2007, cuando aún era presidente Néstor Kirchner, Milani fue desginado como subdirector de Inteligencia del Ejército y cuando asume Cristina fue nombrado director de Inteligencia, primero; y ascendido a jefe del Ejército después. Aseguró que se conformó una estructura de gobierno clandestina que tenía intervención de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Seguridad, un sector de la ex SIDE, la Procuración General de la Nación (Alejandra Gils Carbó), la AFIP (Ricardo Echegaray) y la UIF (José Sbatella).

*Nombró a Cristina Kirchner su exsecretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini como aquellos que comandaban dicha estructura. Todo se remitía al exjefe de Gabinete y exsecretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, al Ejército Argentino y al exjefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Sain.

*Stiuso declaró que la provincia de Buenos Aires respondía a este sistema clandestino de inteligencia y que el exgobernador Daniel Scioli consentía su funcionamiento pese a que él mismo era escuchado.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.