La Cámara de Casación confirmó la condena a perpetua a Jorge Mangeri

El portero, condenado por el crimen de Ángeles Rawson, todavía puede recurrir a la Corte Suprema



La Cámara Nacional de Casación Penal confirmó hoy la condena a prisión perpetua contra el portero Jorge Mangeri por el femicidio de la adolescente Ángeles Rawson, ocurrido en junio de 2013.

Fuentes judiciales informaron a NA que los jueces Eugenio Sarrabayrouse, Daniel Morín y Luis Fernando Niño rechazaron el recurso presentado por la defensa de Mangeri, el abogado Adrián Tenca, y ratificaron la condena a perpetua que le fijó el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 por haber cometido el femicidio de la joven, en concurso ideal con los delitos de abuso sexual y homicidio agravado por su comisión "criminis causae".

Ahora Mangeri sólo tiene la opción de recurrir a la Corte Suprema la sentencia dictada por el TOC N° 9, que entendió que él asesinó a la adolescente de 16 años para ocultar un intento de violación, presuntamente en el sótano del edificio ubicado en Ravignani 2360, en el barrio porteño de Palermo.

El hecho ocurrió el 10 de junio de 2013 y Mangeri intentó argumentar que él confesó el crimen porque personas a las que no identificó lo obligaron a hacerlo.

Las heridas que el condenado mostró como parte del hostigamiento que habría sufrido se comprobó que fueron autoinflingidas.

Este miércoles, la Cámara de Casación confirmó en el fallo emitido, lo que investigaron los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes, quienes habían pedido esa pena para el portero.

Ángeles Rawson desapareció el lunes 10 de junio de 2013 cuando regresaba a su casa desde el colegio.

Las cámaras de seguridad registraron el momento en el que la joven ingresó por la puerta principal del edificio donde vivía junto a su familia, en el departamento B de la planta baja, en Ravignani 2360, en el que Mangeri era el encargado.

Al día siguiente su cuerpo fue hallado en un predio de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez.

En marzo último, Mangeri habló con el portal Infobae desde la cárcel y dijo que es "inocente" y negó que la haya violado.

"La sentencia fue lo mejor para todos, menos para mí. No soy un asesino, no soy un violador. Cuando ocurrió este aberrante crimen tenía 46 años de buenas costumbres, jamás tuve un problema con la ley, no cometí un delito ni pisé una comisaría. El único problema que tuve fue una infracción de tránsito", sostuvo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.