Brasil, primero en comercializar test para detección de VIH

Con alta efectividad de diagnóstico, los resultados son conocidos 10 minutos después de realizada la prueba. Costará entre 19 y 22 dólares. El país, mientras tanto, podría criminalizar la transmisión.



Brasil figura hoy como el primer país de Latinoamérica y el Caribe en comercializar en la red de farmacias un test para detectar la presencia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), con miras a ampliar la capacidad de diagnóstico.

El producto constituye una herramienta importante para el cumplimiento de la meta trazada para el año 2020 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de identificar la existencia del VIH en el 90 por ciento de las personas infectadas, destacó Adele Benzaken.

La funcionaria del Ministerio de Salud señaló sin embargo, en declaraciones a la Agencia Brasil, que el test por sí solo no es suficiente para confirmar la presencia del virus, sino que en caso de arrojar un resultado positivo debe acudirse inmediatamente a una institución médica para hacer nuevos exámenes que corroboren el diagnóstico.

Según se prevé, para finales de julio el autoexamen -cuyos resultados son conocidos 10 minutos después de realizada la prueba y que se comercializa ya en Río de Janeiro- podrá comprarse en cualquier farmacia del país sin receta médica y a un costo de entre 60 y 70 reales (entre 19 y 22 dólares, aproximadamente).

Especialistas del sector farmacéutico consultados por la propia fuente advirtieron que el test tiene una precisión estimada del 99,9 por ciento, pero solo detecta la presencia del VIH al menos 30 dias después de la relación sexual en la que presuntamente se produjo la transmisión.

La semana pasada, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés) criticó el proyecto de ley brasileña mediante el cual se pretende enmarcar como delito atroz la transmisión deliberada del VIH/Sida.

"Brasil va en contramano de la tendencia mundial, pues muchos países por el contrario están reformando aquellas leyes que criminalizan la transmisión del VIH", manifestó el representante de la agencia en esta nación suramericana, Jaime Nadal.

La criminalización de la transmisión del VIH además de reforzar la estigmatización de las personas que viven con el virus, puede desestimular a los ciudadanos a realizarse exámenes o tratamientos para la enfermedad, pues de hacerlo estarían bajo amenaza de convertirse en delincuentes, señaló. Ese proyecto de ley -acotó- no toma en cuenta los avances científicos sobre el VIH/Sida, los cuales comprueban que los tratamientos antirretrovirales reducen en hasta el 96 por ciento las posibilidades de transmisión del virus a través de las relaciones sexuales.

Por su parte, la directora del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) en Brasil, Georgiana Braga-Orillard, insistió en que la propuesta vulnerabiliza aun más a las poblaciones con estado sorológico positivo, pues considera a más de 800 mil personas viviendo aquí con el VIH como potenciales criminales.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.