El yerno de Trump aseguró que no cometió ninguna negligencia en sus contactos con Rusia

El yerno y asesor del presidente Donald Trump, Jared Kushner, habló con la prensa luego de testificar ante el Senado de Estados Unidos. Sostuvo, además, que sugerir que el jefe de Estado ganó las elecciones gracias a Moscú es "ridiculizar" a los votantes



En una declaración leída ante la prensa y sin aceptar preguntas, el yerno y asesor del presidente de Estados Unidos, Jared Kushner, insistió este lunes (24.07.2017) no haber cometido negligencia alguna en sus contactos con Rusia en 2016. La comparecencia ante los medios ocurrió poco después de presentarse, a puerta cerrada, en el Comité de Inteligencia del Senado, donde restó relevancia a los lazos que forjó durante la campaña electoral con personas conectadas con el Kremlin.

"Déjenme hablar muy claro: No cometí actos de colusión (pacto ilegal para dañar a un tercero) con Rusia, ni sé de nadie más en la campaña que lo hiciera", subrayó el yerno de Trump. "No mantuve contactos inapropiados. No he dependido de fondos rusos para financiar mis actividades empresariales, y he sido completamente transparente a la hora de proporcionar toda la información solicitada" por el FBI y el Congreso, añadió Kushner.

El asesor repitió ante las cámaras las frases más destacadas de su testimonio ante el Senado, cuya declaración inicial se publicó a primera hora de esta mañana en varios medios de comunicación. "Cuando mi suegro decidió presentarse a la Presidencia, trabajé para su campaña lo mejor que pude porque creía en él", dijo Kushner. "Trabajar para el presidente y para el pueblo de Estados Unidos ha sido el honor y el privilegio de toda mi vida", aseguró el exempresario y esposo de Ivanka Trump, de 36 años.

Para Kushner, sus reuniones con representantes rusos fueron una parte normal de la actividad política. "Todas mis acciones fueron correctas y ocurrieron dentro del transcurso normal de los acontecimientos de una campaña electoral muy singular", sostuvo sobre los cuatro encuentros que reconoce haber tenido con representantes rusos. De cualquier modo, negó que hubiese formado parte de una conspiración con Moscú para influir en las elecciones.

Para él, sugerir que su suegro ganó gracias a Moscú es "ridiculizar" a quienes votaron por él el año pasado. "Donald Trump tenía un mensaje mejor y dirigió una campaña mejor (que su rival demócrata, Hillary Clinton). Y por eso ganó. Sugerir otra cosa ridiculiza a los que votaron por él", dijo Kushner. El yerno de Trump es la persona con mayor influencia sobre el presidente de entre aquellos que están siendo investigados por el FBI y el Congreso por sus contactos con el Kremlin durante la campaña electoral.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.