Radiografia de #CrestaRoja: un conflicto con amenazas y violencia

La empresa, que decidió cerrar sus dos plantas luego que los trabajadores no acataran la conciliación obligatoria, aseguró que no hay marcha atrás con los despedidos.



Tras cortar la autopista Ricchieri y luego de ser desalojados por Gendarmería, trabajadores de Cresta Roja continúan con su reclamo por la reincorporación de 51 despedidos y la reapertura de las dos plantas cerradas por la empresa.

"Con los 51 despedidos no hay vuelta atrás, porque no son trabajadores, son barrabravas que tienen amenazados a toda la planta. La comisión interna no puede ingresar a la planta porque está amenazada. Agarraron a las piñas dos veces al gerente de Recursos Humanos. A los directivos los tienen amenazados también", afirmó.

La fuente sostuvo que los trabajadores "radicalizados" generaron el conflicto luego de que "perdieran las elecciones gremiales y tomaron el poder por la fuerza" y señaló, "como parte del problema", a la Federación de los Trabajadores de la Alimentación de la Provincia de Buenos Aires, que conduce Luis Bernabé Morán.

Además, sostuvo que la cantidad de huelgas aumentó considerablemente tras las elecciones gremiales. “El primer día hábil siguiente a que perdieron las elecciones hicieron una huelga de tres días. Paros constantes por cualquier motivo y con cualquier excusa”, dijo.

Por su parte, los despedidos afirman que continuarán con el reclamo hasta que reincorporen a los trabajadores y aseguraron que las plantas fueron cerradas sin previo aviso.

Proteinsa, la administradora de Cresta Roja compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau, decidió no abrir este lunes y los portones permanecieron cerrados con cadenas.

En ese escenario, un centenar de trabajadores se manifestó en el acceso a la planta de producción de pollos ubicada en la localidad de El Jagüel, en el partido de Esteban Echeverría, después de haber sido despedidos la semana pasada.

Los trabajadores denunciaron en el lugar que la empresa Proteinsa "desconoció la conciliación obligatoria dictada el viernes por el Ministerio de Trabajo", después de que se efectuaran los primeros despidos.

Los empleados de la avícola habían reclamado la intervención de la cartera que conduce Jorge Triaca después de que Proteinsa comunicara a los operarios que habían sido desafectados de sus funciones, por lo cual se habían manifestado en reclamo de una solución al conflicto.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.