El oficialismo vuelve a poner el foco sobre los gobernadores para frenar la rebaja de tarifas



El oficialismo apostará este martes a convocar en el Senado a gobernadores y empresas distribuidoras de energía como última carta para impedir que la oposición apruebe en comisión el proyecto de ley que retrotrae los aumentos de tarifas de servicios públicos,ya sancionado por la Cámara de Diputados.

Los gobernadores invitados, cuya lista será difundida hoy, asistirán al plenario de comisiones por iniciativa del bloque de senadores de Cambiemos que lidera el radical Luis Naidenoff, quien sostuvo que en el texto aprobado por los diputados "hay una clara intromisión" en atribuciones de las provincias.

Hoy, los 25 senadores de Cambiemos recibirán al ministro de Energía, Juan José Aranguren, para ultimar detalles de cara al plenario en el que el peronismo y el kirchnerismo unidos buscarán firmar el dictamen del proyecto que retrotrae a noviembre pasado los aumentos en las tarifas de electricidad, agua potable y gas.

Fuentes del bloque que conduce Naidenoff no descartaron que se dé una respuesta al pedido del peronismo para que el Gobierno plantee "una propuesta alternativa" a lo aprobado por la Cámara de Diputados.

Pero remarcaron que el Gobierno recurrirá al veto si finalmente se aprueba la normativa.

Algunos de los gobernadores a los que Cambiemos cursó invitaciones para el plenario ya expresaron esta semana sus reservas respecto a la propuesta aprobada en Diputados.

El gobernador de Salta, el peronista Juan Manuel Urtubey, propuso "federalizar la discusión" para que cada distrito se haga cargo de la negociación correspondiente.

El gobernador de Córdoba,el también peronista Juan Schiaretti, avaló la posición del presidente Mauricio Macri y se pronunció contrario a que el Congreso legisle sobre tarifas, al entender que se trata de un tema que es "responsabilidad exclusiva del Gobierno".

Otro gobernador peronista, el entrerriano Gustavo Bordet, aseguró que "hay ajustes que no pueden hacerse más, ni tarifarios ni sobre los salarios".

Cambiemos buscará que esas posiciones sean expresadas en el el plenario del Senado este martes, cuando vence al plazo que buscó imponer el jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Pichetto, quien emplazó al Gobierno a presentar una propuesta "superadora".

El proyecto que impulsa el peronismo propone retrotraer los valores de las tarifas de servicios públicos al primero de noviembre de 2017 y establece que las subas no pueden ser mayores a los aumentos de salarios.

El costo fiscal, según estudios preliminares de la Oficina de Presupuesto del Congreso, ascendería a casi 80.000 millones de pesos menos tanto para las arcas nacionales y de las provinciales.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.