Antes de la crisis, la actividad económica creció 3,6% en el primer trimestre

El Indec anunció las cifras correspondientes a los tres primeros meses del año.



El Producto Bruto Interno (PBI) creció 3,5% durante el primer trimestre del año en relación a igual período de 2017, debido al incremento en la inversión destinada a la construcción y la compra de equipos y al desempeño del comercio minorista y mayorista, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) .

Además, el PBI creció 1,1% entre enero y marzo, respecto al último trimestre del año pasado, informó el organismo.

Con este aumento, el PBI a precios corrientes alcanzó a 11 billones, 975.804 millones de pesos.

A fines de 2017, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, estimaba que la economía crecería este año el 3%, pero para abril ya hablaba de que podía ser "un poco menos" debido al efecto de la fuerte sequía que afectó al todo el sector agropecuario.

El pasado 7 de junio, con ocasión de anunciarse el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Dujovne reconoció que la sequía "hizo perder 8.000 millones de dólares" en exportaciones y la "turbulencia financiera" de mayo ocasionó inconvenientes, por lo que calculó que este año el PBI crecerá entre un 0,4%, en una estimación conservadora, hasta 1,4% de máximo.

Más allá de las estimaciones, la inversión bruta de capital aumentó 18,3% con un incremento del 11,9% en Construcciones, del 27,6% en Maquinaria y equipos,en donde el componente nacional aumento 11,9% y el importado el 36,6%.

Durante el primer trimestre del año, el valor agregado del sector agricultura, ganadería, creció 0,2% en comparación a enero-marzo del año pasado, afectado seriamente por la sequía, pero la pesca aumentó 6,2%.

Junto a esto, la construcción volvió a ser uno de los sectores que brindó mayor impulso ya que tuvo una suba de 9,7% en el primer trimestre. En tanto la industria manufacturera registró una suba en el nivel de actividad de 3,5% impulsado por los sectores vinculados a la construcción, la producción de maquinaría agrícola, y una recuperación de la demanda automotriz de Brasil.

Por su parte el sector comercio mayorista y minorista, y reparaciones tuvo un crecimiento de 6,2%, mientras que el de restaurantes y hoteles registró un alza de 3,6%.

El nivel de actividad del sector electricidad, gas y agua decreció 0,2% durante el primer trimestre, y la explotación de minas y canteras avanzó 1,2%.

En el campo de las previsiones, el FMI había reducido en abril sus cálculos de crecimiento para la economía argentina al 2%, contra una proyección anterior de 2,5%, previo a las "turbulencias financieras" de mayo, tal como las nombró Dujovne.

También en abril, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recortó medio punto porcentual su previsión de crecimiento para Argentina en 2018, al bajarla de 3% a 2,5%.

En tanto la consultora Moody's recortó la pauta de crecimiento del 3% que había calculado a comienzo de año, antes de la sequía, y ahora la estimó en 1,5%.

En el plano local, Fausto Sportorno, de la Consultora de Orlando Ferreres y Asociados calculó que el PBI crecerá este año 1,1%.

Por su parte, el ahora ministro de Producción, Dante Sica, dijo días atrás que luego de la sequía y los movimientos financieros "ahora recalculamos el crecimiento del PBI de este año a una mejora de 1,5%".

En tanto, la economista Marina del Poggetto, socia del Estudio Miguel Bein y asociados, indicó que "estábamos en torno al 2%" de crecimiento para este año "y ahora bajamos al 0,9%".

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.