Claudio Uberti podría aportar nuevos datos a la investigación de los cuadernos de las coimas



La causa de los cuadernos de las coimas K sumaría más novedades y confesiones. Los investigadores creen que aún hay varios nombres y hechos por analizar.

Luego de pasar el feriado y retomar las tareas judiciales, hay expectativa por los datos que podrían aportar dos ex funcionarios que ya pasaron por tribunales.

Claudio Uberti es uno de ellos, el ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI). El primer funcionario kirchnerista en arrepentirse contó con detalles parte del esquema de cobros de coimas que está investigando. Uno de los datos que propició fue la descripción del día que estuvo en el departamento de Cristina Kirchner y no pudo ingresar al dormitorio por la cantidad de bolsos con billetes que había en el lugar.

Uberti está dispuesto a dar más datos que apunten directamente a Cristina Kirchner y podría presentarse nuevamente ante el fiscal Carlos Stornelli para ampliar su primera declaración. Se espera que brinde detalles sobre los negocios con Venezuela, ya que durante años lo señalaron como "el embajador paralelo" que coordinaba transacciones de todo tipo con el gobierno chavista.

El otro hecho sobre el que Uberti no abundó en detalles fue el viaje de la valija de Antonini Wilson. El ex funcionario estuvo en ese avión e incluso siempre hubo sospechas de que ese día transportó otra maleta que también contenía dinero.

José López es el otro nombre, el hombre de los bolsos en el convento de General Rodríguez declaró el viernes ante el fiscal Stornelli e ingresó al programa de protección de testigos e imputados. Continúa preso en una ubicación desconocida y en medio de rigurosas condiciones de seguridad.

Para ser admitido como arrepentido, el juez Claudio Bonadio debe homologar la declaración que realizó el viernes ante el fiscal. Lo que buscan confirmar es si los 9 millones de dólares que les dio a las monjas eran de Cristina Kirchner.

Creen que hay más empresarios que serán convocados a declarar en indagatoria. El CEO de Techint, Paolo Rocca, es uno. La semana pasada realizó un sincericidio público que le provocará consecuencias judiciales. En un foro organizado por la Asociación Empresaria Argentina reconoció que habían pagado coimas para lograr la intervención del gobierno kirchnerista ante Hugo Chávez en medio de la nacionalización de Sidor.

Las revelaciones de los cuadernos se transformaron en apenas una parte de la investigación que encabeza Bonadio y que se inició a raíz de los negociados en la importación del Gas Natural Licuado (GNL).

Otra de las investigaciones en los que se busca hacer hincapié, es en las importación de fueloil. Es una de las aristas más cuestionadas de la política energética del gobierno anterior y cuando se analizan los registros de las transacciones realizadas aparecen nuevamente negocios sospechosos con Venezuela por miles de millones de dólares.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.