Giro radical de Brasil hacia los Estados Unidos

La diplomacia brasileña debe dar un giro radical bajo la dirección de Ernesto Araújo (51 años), un diplomático de carrera modesta que ganó la confianza de Jair Bolsonaro por compartir una ideología que prioriza la alineación con Estados Unidos y la oposición al multilateralismo.

Este nacionalista apasionado adaptó “el América primero” de Trump a “Brasil primero”, y con él al mando de la diplomacia Brasilia podría facilitarle a Washington un mayor aislamiento para Cuba y Venezuela.

El futuro canciller ascendió en junio al rango de embajador, aunque en sus 29 años de carrera nunca dirigió una embajada. A partir del 1 de enero será el encargado de “regenerar” Itamaraty, la sede de la diplomacia brasileña, donde hasta ahora era el jefe del Departamento de EE.UU.

Las ideas que defiende marcan una importante ruptura para la diplomacia, consideran los expertos.

Tras su designación la semana pasada, los analistas se abalanzaron sobre su blog Metapolitica17, presentado con un subtítulo que no deja dudas: “contra la mundialización”. Y encontraron serios motivos de preocupación.

Descrito como un “brillante intelectual” por Jair Bolsonaro y su hijo, Araújo comparte allí opiniones radicales que van del patriotismo exacerbado, hasta el rechazo virulento del multilateralismo y del “marxismo cultural”.

Brasil “renunció a ser un gran país” por su “obediencia al orden global”, lamentó.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.