Otra vez la violencia en el sur de Chile

La violencia volvió a apoderarse del sur de Chile con una serie de ataques incendiarios en las últimas horas, que siguen a la muerte en un operativo policial de un joven mapuche.

De acuerdo a informes de bomberos y la policía, durante la madrugada de ayer fueron atacadas una escuela rural en el sector de Chequenco y una capilla en la zona de Trañi-Trañi, además de un centro comunitario en Pidima, en la región de La Araucanía, a unos 600 km al sur de Santiago, epicentro de las reivindicaciones de tierras mapuches.

La ola de violencia sigue a la muerte, el miércoles, de Camilo Catrillanca, un joven mapuche de 24 años, a causa de un disparo en la cabeza en medio de un operativo policial.

En Santiago, miles de personas protestaron la noche del jueves por la muerte de Catrillanca, en una manifestación que derivó en violentos enfrentamientos con la policía. Hubo 40 detenidos, dos autobuses y dos vehículos quemados, de acuerdo a un parte policial de ayer.

Catrillanca conducía un tractor junto a un menor cuando recibió el disparo que le provocó la muerte. La policía afirma que el tiroteo se produjo como resultado de un operativo para detener a un grupo de encapuchados que asaltó con violencia a profesores y alumnos a la salida de un colegio de la zona y que luego se refugió en la comunidad indígena de Temucuicui. Pero testigos difieren de esa versión.

El operativo en el que resultó muerto el joven mapuche fue liderado por “Comando jungla”, un grupo especial de la policía chilena –parte de él formado en Colombia– para contener acciones de resistencia de grupos mapuches, desplegado en la zona desde mediados de año por el gobierno conservador del presidente Sebastián Piñera. Sobre las acciones de este comando antiterrorista pesan hoy las mayores críticas. Al presentar al grupo el pasado 28 de junio, Piñera explicó que sus efectivos fueron “preparados y formados para combatir con eficacia el terrorismo” y dotados con “la mayor tecnología” e instrumentos para combatir estos delitos.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.