Trump busca hacer de la elección en EE. UU. un plebiscito sobre su gestión

Busca que sea un plebiscito: Donald Trump recorre este fin de semana los Estados Unidos para intentar garantizar la mayoría republicana en el Congreso en las elecciones de medio término del martes. Enfrente, Barack Obama salió de su reserva para movilizar a los demócratas. Hay paridad en las encuestas.

La primera cita electoral tras la elección del millonario a la Casa Blanca definirá qué partido tomará el control en ambas cámaras del Congreso –o si se las dividirán– hasta la próxima presidencial, en noviembre de 2020.

Desde hace semanas, el presidente está prácticamente todos los días en campaña, esperando convencer a quienes votaron por él en 2016 que vuelvan a las urnas para mantener el control republicano en la Cámara de Representantes y el Senado.

En otra ruptura con sus antecesores, Trump asume de forma explícita que las elecciones de medio mandato son un referendo sobre su persona.

Después de dos actos el viernes, Trump se presenta en otros cuatro este fin de semana: Montana, Florida, Georgia y Tennessee.

Acusado por los demócratas de normalizar el discurso de la extrema derecha y de haber servido de catalizador al atentado mortal en una sinagoga en Pittsburgh, el millonario basa su campaña en dos temas centrales: la buena salud de la economía estadounidense y la lucha contra la inmigración ilegal, que relaciona con la inseguridad.

“Un Congreso republicano significa más empleos y menos criminalidad”, repitió la noche del viernes en Indianápolis.

“Una ola azul (demócrata) equivale a una ola criminal, es muy simple”, insistió. “Y una ola roja (republicana) equivale a empleos y seguridad”.

Se refiere a su antecesor como “Barack H. Obama”, como lo llamó el viernes, subrayando con ese gesto la inicial del segundo nombre del expresidente, Hussein. “Hoy lo vi, no tenía mucha gente” en su mitin, lanzó.

“Estoy aquí por una simple razón: pedirles que vayan a votar”, lanzó Barack Obama el viernes por la noche en Atlanta, Georgia, en el acto de apoyo a la mujer que podría convertirse en la primera gobernadora negra electa en el estado sureño, Stacey Abrams.

“Las consecuencias de la abstención son profundas, ya que Estados Unidos se encuentra en una encrucijada”, declaró. “Los valores de nuestro país están en juego”. Aunque no nombró a Trump, denunció un discurso que “intenta generar miedo”.

El martes, se renovarán por dos años las 435 bancas de la Cámara de Representantes. En el Senado, estarán en juego 35 de las 100 bancas, para mandatos de seis años. Los estadounidenses votarán también por los gobernadores de 36 estados.

Las encuestas están ajustadas, pero hay chances de que los demócratas recuperen la Cámara de Representantes.

A días de las cruciales elecciones legislativas del martes, los datos son más que buenas noticias para el presidente Donald Trump, quien ha hecho del dinamismo de la economía un tema central de los comicios. La tasa de desempleo en Estados Unidos se mantuvo estable en octubre, pero la creación de empleo se elevó más de lo esperado mientras se aceleró el crecimiento de los salarios, según los datos publicados el viernes por el Departamento del Trabajo.

A pesar del paso del huracán Michael por Florida, los empleadores estadounidenses incorporaron 250.000 nuevos puestos de trabajo, superando las expectativas de los analistas, que calculaban 185.000 nuevos empleos.

Los salarios, por su parte, registraron un crecimiento de 0,18% con respecto a septiembre. En un año, el aumento salarial se incrementó 3,1%, más que la inflación. Es además el mayor ritmo de crecimiento desde abril de 2009, precisó el Departamento de Trabajo.

En octubre había 6,1 millones de desempleados en Estados Unidos, 449.000 menos respecto al mismo mes del año pasado. Al igual que en septiembre, 4,6 millones de personas tenían un empleo a tiempo parcial.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.