Vidal no suscribirá el nuevo protocolo de las fuerzas de seguridad

El gobierno bonaerense no se sumará a la iniciativa impulsada por el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich



Luego de la polémica que originó el protocolo establecido por el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, las autoridades de la Provincia de Buenos Aires sostuvieron que no aplicarán la resolución en territorio bonaerense. “Creemos que es importante dar el debate y cuando sea el momento lo vamos a evaluar. Pero en el caso de la Provincia, desde el comienzo de la gestión encontramos una fuerza devastada”, aseguraron fuentes de la cartera a cargo de Cristian Ritondo en un documento. En esa línea, aseguraron ante El Economista que iniciaron “un proceso de reforma profunda e integral prácticamente de cero. Eso, nos encuentra hoy con una policía diferente”.

En términos políticos, el gesto puede ser leído como una nueva señal de la gobernadora María Eugenia Vidal que busca desmarcarse de la agenda del Gobierno Nacional, luego de las tensas negociaciones por el Presupuesto en donde la provincia salió perjudicada y de blanquear públicamente que en La Plata, evalúan la posibilidad de adelantar las elecciones provinciales, una jugada que podría complicar las ansias reeleccionistas de Mauricio Macri.

El documento divulgado por fuentes del Ministerio de Seguridad, asegura: “Cuando llegamos nos encontramos con muchos policías que nunca habían hecho una prueba de tiro y no tenían el equipamiento necesario para cuidarnos. Por eso reentrenamos a todo nuestro personal y realizamos más de 350 cursos de capacitación anuales, los equipamos con chalecos, camionetas blindadas”.

Si bien desde el entorno de Ritondo negaron cualquier tipo de polémica con la ascendente figura de Patricia Bullrich, al mismo tiempo aclararon “no es el momento” de implementar una reglamentación de esa naturaleza en las tensas llanuras bonaerenses, y que optan por “seguir profundizando el camino, para tener una mejor policía”.

La que antes de la negativa de la provincia había resquebrajado la ensoñación del G20 con declaraciones fulminantes, fue Elisa Carrió al calificar la medida como “demagogia electoral”.

Pero Vidal no fue la única mandataria en rechazar el protocolo de Bullrich. Las provincias que se sumaron, son dos distritos oficialistas gobernados por el radicalismo: Corrientes y Jujuy.

El ministro de Seguridad jujeño, Ekel Meyer, confirmó ayer que “por el momento” la provincia “no necesita adherir” a la nueva resolución para fuerzas federales. “Hoy comencé la reunión hablando de la resolución de la ministra Patricia Bullrich. Yo tengo una opinión formada sobre este tema y quería escuchar las opiniones de jefes de la Policía que tienen muchos años de servicio y todos coincidimos en que hay distritos donde se puede llevar adelante esta medida. Nosotros creemos que no estamos a la altura de Buenos Aires ni Rosario a nivel delictivo”, aseguró el funcionario jujeño en declaraciones a la prensa.

Del mismo modo en Corrientes, tampoco planean plegarse al protocolo: el ministro de Seguridad provincial, Juan López Desimoni, confirmó que evaluarán la reglamentación, pero remarcó que su cartera se enfoca en la “profesionalización” de los agentes.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.