La AMIA aceptó este lunes la licencia “indeclinable” y “por tiempo indefinido” presentada por Agustín Zbar a la presidencia de la institución y solicitó a la DAIA el retiro de la carta que había enviado días atrás, con el fin de “dejar sin efecto el requerimiento efectuado” para que abandonara la querella judicial contra la ex presidenta Cristina Kirchner por la firma del memorando con Irán.

En un comunicado de prensa difundido esta mañana, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) informó que la comisión directiva de la entidad aceptó el pedido de licencia planteado por Zbar a través de una carta, en la que también había pedido “disculpas por los hechos y declaraciones efectuadas en relación con el pedido realizado a la DAIA”.

Además, la entidad dijo lamentar “profundamente” el “tan importante malestar” provocado por la carta que Zbar había remitido a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y comprender “la indignación provocada por la utilización de expresiones que, sin dudas, fueron desafortunadas”.

“Por tal motivo, se ha tomado la decisión de remitir a la DAIA una nota en la que se solicita el retiro de la carta enviada, de manera de dejar sin efecto el requerimiento efectuado”, informó esta mañana la entidad.

En este sentido, subrayó que ?el lema de la institución expresa que AMIA trabaja ‘todos los días reparando el mundo’, con lo cual -agregó- “reconocer errores y pedir disculpas también es una forma de hacerlo”.

De esta forma, la AMIA buscó cerrar la polémica que se generó cuando se hizo pública una carta dirigida a la DAIA en la que le solicitaban que desistiera de su rol de querellante contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, porque mantener esa acusación resultaría “perjudicial” para la comunidad judía.



“La DAIA debe desistir de impulsar la causa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner por el memorando de entendimiento con Irán. La revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes”, decía, entre otras cosas, el texto remitido por la AMIA.

Esa petición había cosechado el enfático rechazo de la DAIA, como así también de distintas personalidades públicas y dirigentes políticos.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente