Osvaldo Hugo Raffo tenía 88 años y fue el médico forense más importante en la historia argentinantervino en los casos de mayor impacto, como los de Nora Dalmasso, María Marta García Belsunce, José Luis Cabezas, Candela Rodríguez, Angeles Rawson, la tragedia de Cromañón y el fiscal Alberto Nisman, de quien aseguró que lo mataron.

Fue hallado muerto de un balazo en la bañera de su casa, en el partido bonaerense de San Martín. Investigadores hallaron una nota firmada y dirigida al juez en la que decía que no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba.

En la cocina le había dejado una nota a su cuidadora. "No soporto más los dolores que me aquejan. No se culpe a nadie de mi muerte. Dios me perdone", escribió.

Por esta nota firmada por el médico forense es que se habla de suicidio, en medio de darse a conocer la noticia ante la prensa.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente