Manchester City vapuleó como local por 7-0 a Schalke 04 y superó sin problemas la llave de octavos de final de la Champions League gracias al gran trabajo de Sergio Agüero, quien se despachó con dos goles.


El Kun anotó su primer gol de penal a los 34 minutos, luego de una infracción sobre Bernardo Silva dentro del área. Agüero definió con tranquilidad y jerarquía, al picar el balón en la ejecución.

La segunda conquista del argentino llegó con suspenso, tres minutos después, porque el árbitro francés Clément Turpin revisó la jugada en el VAR.



Leroy Sané anotó el tercer gol del equipo inglés, mientras que Sterling extendió la goleada, en una acción que debió ser revisada por el VAR, por una posición adelantada que no existió.

Bernardo Silva, Foden y Gabriel Jesús le pusieron cifras definitivas a la goleada de un equipo que, tras la caída de Real Madrid, se posiciona como uno de los máximos candidatos a quedarse con la competencia de clubes más importante del Viejo Continente.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente