Por la devaluación, Buenos Aires se convirtió en una de las 10 ciudades más baratas del mundo



Vivir en una de las ciudades más caras del planeta puede ser motivo de una enrome ansiedad: ¿Cómo afrontar el alto costo los servicios y bienes básicos y mantener un nivel de vida digno en lugares como París, donde ha habido numerosas protestas al respecto, Hong Kong y Nueva York?

También, es garantía de que la calidad de estos servicios será alta, que el acceso a diferentes bienes será amplio y que, en definitiva, el promedio de ingresos será mayor.

Algo similar, pero a la inversa, ocurre entre las ciudades más baratas. A primera vista podría parecer que vivir en Nueva Delhi o Lagos es mucho más fácil porque todo cuesta menos. Pero lo cierto es que poco puede esperarse en materia de bienes y servicios, y de la calidad de vida en general, en estos lugares, muchos de ellos afectados por la pobreza extrema o una alta conflictividad.

La Unidad de Inteligencia de la revista británica The Economist publicó este martes su último ránking de las ciudades del mundo de acuerdo al costo de vida, una lista confeccionada desde hace 30 años que en esta edición muestra los efectos que la apreciación del dólar, las turbulencias económicas provocadas por la guerra comercial y el aumento de la inflación tuvieron lugar en el 2018.

En reglas generales, el costo de vida a nivel global ha bajado al 69% de Nueva York, valor de referencia. El año pasado llegó al 73%, y hace diez años alcanzaba el 89%.



En la lista de las diez ciudades más caras del mundo hubo sólo dos recambios con respecto a 2017: Nueva York y Osaka ingresaron en lugar de Oslo y Sydney.

Pero también hubo movimientos en el podio.

Singapur, ciudad-estado más cara del mundo en 2017, pasó a compartir ese espacio con París, donde los "chalecos amarillos" lideran una serie de protestas en las calles precisamente por el costo de vida, y Hong Kong, con un índice 107, es decir que son 7% más caras que Nueva York.

Es la primera vez en los 30 años del índice que se da un empate entre tres ciudades en el primer puesto

Zurich cayó del puesto 2 al 4, mientras que la también suiza Ginebra avanzó del 6° al 5° lugar. Además, Tel Aviv, en Israel, ingresó al Top 10 con un valor de 99, es decir un 1% más baratas que Nueva York.

A manera de comparación, un kilo de pan cuesta 3,4 dólares en Singapur, USD 6,6 en Ginebra y 8,33 dólares en Nueva York. Mientras que un corte de cabello se consigue a USD 96 en Singapur, 90,21 dólares en Ginebra y USD 210 en Nueva York.

El fondo de la tabla muestra una imagen distinta, y tiene algunas sorpresas. Como entre las ciudades más caras, aquí también dos localidades que figuraban en 2017 ya no están ahora: Argel, en Argelia, y Bucarest, en Rumania.

En su lugar llegaron al ranking Tashkent, en Uzbekistán, y la que es quizás la mayor sorpresa: Buenos Aires.

El costo de vida en dólares en la capital argentina, destacada usualmente como una de las ciudades más vibrantes, y caras, de América Latina, se derrumbó el año pasado en un contexto de alta inflación, fuertes devaluaciones del peso y un contexto de recesión.

De esta manera, ha caído al lugar 125 entre las más baratas, del puesto 77 registrado en 2017. Según The Economist, el costo de vida es un 59% menor que en Nueva York.

El informe se realiza recolectando dos veces al años 50.000 precios de bienes y servicios en 133 ciudades del mundo, para comparar luego 400 precios de 160 bienes y servicios que incluyen comida, ropa, elementos de limpieza, alquileres, transporte, electricidad, escuelas privadas y recreación.

Los precios son expresados en dólares, y se utiliza a la ciudad de Nueva York como base 100 para la comparación.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.