El presidente estadounidense, Donald Trump, destacó el martes el buen momento que atraviesan las relaciones entre Estados Unidos y Brasil al recibir en la Casa Blanca a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro.

Trump aseguró que "apoya" la entrada de Brasil en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y que se inclina a favor de conceder al país suramericano privilegios militares similares a los que reciben los aliados estadounidenses que son miembros de la OTAN.



Al reunirse por primera vez con el presidente del país sudamericano, Trump afirmó que Brasil y Estados Unidos "nunca han estado más cerca", "probablemente debido a la relación" estrecha entre los dos líderes, de tendencia ultraderechista.



"Es un gran honor tener al presidente Bolsonaro aquí, ha hecho un trabajo excelente, y compitió en una campaña electoral increíble. Algunos dicen que a la gente les recordaba un poco a nuestra campaña, algo que me honra", dijo Trump al recibir a su homólogo brasileño en la Casa Blanca.

Bolsonaro, por su parte, destacó el "cambio" de liderazgo en Brasil "después de algunas décadas de presidentes antiestadounidenses".



"Tenemos muchas cosas en común con el señor Donald Trump y es para mí un motivo de orgullo y satisfacción. Él quiere un Estados Unidos grande, yo también quiero un Brasil grande. A partir de este momento, Brasil estará más que nunca en contacto con los Estados Unidos", afirmó el mandatario brasileño.

Preguntado por si respalda la campaña de Brasil para entrar en la OCDE, Trump respondió: "Apoyo sus esfuerzos para unirse".

El gigante suramericano formalizó el año pasado su petición para unirse a la OCDE, considerado como el club de los países ricos, pero el proceso de evaluación de esas solicitudes puede llevar años y Bolsonaro quiere agilizarlo con el apoyo formal de EE.UU.

Trump también dijo que está "examinando muy en serio" y se "inclina mucho" por conceder privilegios militares a Brasil, "ya sea en la OTAN o en algo relacionado con una alianza".

Brasil quería conseguir en esta visita que EE.UU. pase a considerarlo como aliado militar estratégico fuera de la OTAN, un estatus especial que abre la puerta a la entrega de artículos excedentes de defensa y la organización de maniobras conjuntas.

Argentina es el único país latinoamericano que ha alcanzado hasta ahora ese estatus, que comparten 17 naciones de todo el mundo.

Ambos mandatarios hablaron también de Venezuela. El presidente estadounidense ratificó ante su par brasileño que "todas las opciones están sobre la mesa" para resolver la crisis en el país caribeño.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente