La petrolera Raizen, licenciataria de la marca Shell en la Argentina, anunció que a partir de la medianoche implementará una rebaja del 4,5% en los precios en sus combustibles, promedio en todo el país, para mantener su competitividad en el segmento según informaron fuentes de la empresa.

De esta manera, con un incremento final del 5%, los nuevos precios de referencia de la marca Shell en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires serán de $41,48 para la nafta Súper; $47,67 para la nafta V Power; $39,57 para la Fórmula Diesel; y de $45,95 para la V-Power Diesel.

La decisión de la compañía brasileña que opera la marca Shell se debe a una revisión del aumento inicial dispuesto el viernes que era del 9,5%, lo que resultó muy por encima de lo que hicieron horas después su competencia, en particular YPF y Axion.

Desde la empresa se explicó a la agencia Télam que si bien el aumento inicial es el que debería aplicarse para cubrir el incremento de costos reflejados por los movimientos en el tipo de cambio, del crudo Brent y del componente impositivo, también es necesario atender la competitividad de los productos de la marca ante los principales jugadores del mercado.

Es que con los nuevos precios que regirán desde la medianoche, Raizen logrará que las estaciones Shell exhiban precios más cercanos a los que decidieron este fin de semana YPF y Axion, con las cuales conforma más del 90% del mercado de combustibles líquidos en el segmento minorista.

Axion aumentó desde la cero de este lunes entre 4,5% y 5,3% mientras que YPF lo hizo el domingo en un 4,55% para las naftas y un $4,89 para el gasoil.

Con esta alza, el precio del litro de nafta súper de Axion en la ciudad de Buenos Aires es de $40,93 (+4,5%), la nafta premium $47,45 (+5,2%), el diesel 500 $38,94 (+5,3%) y el Euro diesel 45,20 (+4,8%).

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente