El Ciclón se impuso por 2-0, se mantiene como líder del Grupo F y está cerca de meterse en la próxima fase.



San Lorenzo de Almagro venció por 2-0 a Melgar de Perú en el Nuevo Gasómetro y prácticamente se aseguró el boleto hacia los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Con goles de Gonzalo Rodríguez y Nahuel Barrios, uno en cada tiempo, el Ciclón mantuvo su invicto en el certamen continental y continúa como puntero del Grupo F, con 10 puntos.



Si suma una unidad más en alguno de los dos encuentros que le resta disputar, ante Junior como visitante y Palmeiras de local, el elenco de Jorge Almirón sellará su clasificación a la siguiente instancia. También lo hará si Melgar deja unidades en el camino en las últimas dos fechas.

La suerte en la Libertadores le sonríe a San Lorenzo, como no lo hizo durante toda la Superliga. Prueba de ello es que el gol que le permitió abrir el marcador lo anotó Gonzalo Rodríguez, un jugador que, en principio, no iba a ser titular y que jugó de entrada por la lesión en el calentamiento previo de Marcos Senesi.

San Lorenzo mostró buenas intenciones durante la primera mitad, pero no logró terminar efectivamente las jugadas en los últimos metros.

El conjunto de Boedo se apoyó en una buena actuación del colombiano Raúl Loaiza, en la velocidad de su compatriota Juan Camilo Salazar y la inteligencia de Román Martínez.

Sin embargo, el gol llegó por intermedio de una pelota parada, un tiro libre desde la izquierda que Rodríguez acompañó con su cabeza para vencer a Carlos Caceda.

El segundo tiempo presentó a un Melgar decidido a encontrar la igualdad, y que pareció beneficiarse con la expulsión de Juan Camilo Salazar, a los 8 minutos. El técnico argentino que dirige a ese equipo peruano, Jorge Pautasso, incluso realizó algunos cambios pensando en ese objetivo.

Pero San Lorenzo resistió, y estuvo cerca de aumentar la ventaja en una contra que comenzó Gonzalo Castellani, continuó Marcelo Herrera y no pudo concluir Nicolás Reniero.

La roja que vio el defensor peruano John Narváez sobre el cuarto de hora emparejó nuevamente las cosas.

Melgar insistió, pero más allá de una acción en la que merodeó el empate luego de buena intervención de Alexi Gómez, ex Gimnasia y Esgrima La Plata, no pudo perforar la defensa local y apostó a tiros de media y larga distancia.

El local liquidó el juego con un gol de el ingresado Nahuel Barrios, tres minutos antes de cumplirse el tiempo reglamentario. El llanto del delantero juvenil reflejó no sólo su desahogo después de un largo período con poca participación en Primera, sino también el de todo el público azulgrana en el Nuevo Gasómetro.

Superado este obstáculo, San Lorenzo se preparará ahora para el clásico del domingo ante Huracán, por la Copa de la Superliga.

Por su parte, Melgar sigue tercero en el grupo, con cuatro puntos, y no tiene margen de error si pretende seguir en carrera.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente