El Ferroviario lo perdía por la mínima pero alcanzó un 1-1 a pesar de estar en inferioridad numérica.



Central Córdoba logró sumar un punto importante ante Talleres de visitante al empatar 1-1 en uno de los encuentros que abrió la tercera fecha de la Superliga. El Ferroviario hizo un esfuerzo enorme en el estadio Mario Kempes tras terminar con diez hombres.

El conjunto cordobés hizo un gran capítulo inicial, en el que marcó por intermedio de un cabezazo de Juan Méndez, luego de un tiro de esquina de Tomás Pochettino. Lo santiagueños se acomodaron mejor en el segundo período y, pese a sufrir la expulsión de Marcelo Meli, acertaron un zurdazo de Lisandro Alzugaray para conseguir un buen punto de visitante.



El Matador se mostró mejor en el inicio y encontró espacios en la última línea santiagueña. A los 15, Cubas la cambió de lado para Menéndez, quien encaró y sacó un tremendo zurdazo que sacó bien el arquero Ruso Rodríguez.

Otra arma importante de Talleres fue la pelota parada impulsada por Pochettino y por esa vía llegó la apertura del marcador. Iban 30 de la etapa inicial cuando justamente Tomás ejecutó un córner desde la derecha para el perfecto cabezazo de Méndez, quien venció la estirada de Rodríguez y marcó el 1-0.

Cinco más tarde, el Ruso Rodríguez le sacó el segundo a Bustos, al taparle un mano a mano, en un capítulo favorable a Talleres contra un tibio Central Córdoba.

A dos para el cierre, Menéndez desbordó por izquierda y tiró el centro para el solitario Bustos, quien colocó mal el pie y le disparo le salió afuera.

El Ferroviario dilapidó su gran chance a los 3 del complemento, con una asistencia de Melivilo, con el arquero Herrera abatido, y el colombiano Valencia la tiró por arriba increíblemente.

Enseguida, las malas noticias se iban a prolongar para los santiagueños, porque Meli, infantilmente, le tiró al cuerpo un pelotazo al juez de línea, y el árbitro Lamolina lo expulsó.

Talleres no lo definió y Central Córdoba encontró la igualdad con certero zurdazo del recién ingresado Lisandro Alzugaray y metió el 1-1, para sorpresa de todos, en 18.

El local arriesgó para conseguir el segundo, pero se encontró con un seguro Ruso Rodríguez, quien cerró su arco y festejó junto a su equipo el empate final. En el descuento hasta lo pudo ganar el visitante en una corrida del delantero Jonathan Herrera, pero el arquero estuvo atento y se quedó con el esférico, y en un bombazo de Alzugaray desviado.

Ahora Central Córdoba volverá a ver acción el próximo miércoles a las 15.30 cuando enfrente a All Boys en los 16avos de final de la Copa Argentina, mientras que el domingo 25, a las 15.30, recibirá al último campeón, Racing, por la cuarta fecha de la Superliga.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente