Se impuso por 5-4 desde los doce pasos tras igualar 2-2.



Liverpool ganó hoy en Turquía la Supercopa de Europa, después de superar al Chelsea 5-4 en los penales, instancia en la que llegaron por el empate 2-2.

El vigente campeón de la Champions League jugó un emocionante partido ante los Blues y tuvieron su premio gracias al disparo que el arquero español Adrián le tapó a Abraham.



El resultado del encuentro después de los dos suplementarios fue de 2 a 2, con momentos para cada uno. Chelsea empezó arriba por Giroud, luego igualó Sané, quien lo dio vuelta en la prórroga, pero le duró poco la ventaja porque Jorginho, de penal, empató para los dirigidos por Frank Lampard.

Este partido lo dirigió la francesa Stephanié Frappart y se convirtió en la primera árbitro mujer en comandar una final masculina de Europa.

Liverpool tuvo un mejor arranque, con presión y asedio ante el arco defendido por Kepa, pero dejó espacios en el medio que Chelsea, con el correr de los minutos, aprovechó, sobre todo por la versatilidad del francés Kanté y la rapidez del español Pedro.

Salah tuvo su oportunidad en el comienzo, pero el arquero de los Blues le ahogó el grito, en la que fue la más clara para los dirigidos por Klopp.

De a poco, Chelsea fue tomando el control del partido, con pelotazos hacia Pedro y la amenaza permanente de Pulisic por el carrejón izquierdo.

Luego de desperdiciar algunas oportunidades, como un bombazo de Giroud al travesaño, Chelsea iba a ponerle justicia al marcador y gritó el primero. La empezó Kanté en el medio y cedió para Pulisic, quien desde posición central habilitó dentro del área a Giroud y el francés de zurda venció a Adrián y anotó el 1-0.

Antes del descanso, el VAR le invalidó bien un golazo a Pulisic, una de las figuras de los 45 minutos iniciales.

El ingreso del brasileño Firmino le dio más potencia al Liverpool en el segundo tiempo y los resultados no tardaron en llegar, ya que a los 3 minutos, Firmino le ganó la posición a Christensen y recibió un balón en el área, y, frente a Kepa pudo tocar a la derecha para la solitaria entrada de Mané, quien tocó al gol.

El partido se tomó un respiro luego y a la media hora Kepa tuvo una doble tapada espectacular (contra Salah y Van Dijk) y la ayuda del travesaño para evitar la segunda caída de su equipo.

Los noventa terminaron en empate y así se fueron al alargue. A los 4, Mané sacó un tremendo disparo que se le metió a Kepa y sirvió para el 2-1.

No dio respiro el encuentro y en 9 minutos, el arquero Adrián le cometió penal a Abraham. Jorginho convirtió y estableció la paridad otra vez.

El segundo tiempo extra fue favorable a Chelsea, que pareció con mayor resto físico que Liverpool. Adrián salvó contra un tiro de Mount y luego lo perdió Pedro.

Se fueron a los penales con el 2 a 2 y en la definición el español Adrián le atajó el disparo a Abraham y le dio la victoria 5-4 a los Reds.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente