Nahuel Bustos puso el 1-0 en el sur, Bertolo lo pudo empatar de penal pero Herrera contuvo el disparo y el rebote. El conjunto cordobés mira a todos desde arriba y el Taladro no logra levantar la cabeza.



Talleres de Córdoba venció hoy 1-0 como visitante a Banfield en el estadio Florencio Sola, se trepó a la punta de la Superliga Argentina de Fútbol y empañó el emotivo regreso al Taladro de Julio César Falcioni, quien inició su cuarto ciclo en el club tras haber superado un cáncer.

En una primera etapa carente de situaciones de riesgo, Nahuel Bustos se elevó solo en el área a los 37 minutos y aprovechó la única que tuvo su equipo para sacar ventaja.



Sobre el final de la etapa, a los 42, Nicolás Bertolo tuvo la oportunidad de igualar el encuentro a través de un penal, pero Guido Herrera se lució con una doble tapada, tras la ejecución y el rebote, que le había quedado al mismo lanzador.

Más allá de que en el segundo período el local abandonó la cautela con la que inició el encuentro, no logró generar peligro real en el área rival y dejó a sus hinchas una vez más con caras largas.

El Taladro no tuvo el mejor de los inicios de torneo bajo la conducción de Hernán Crespo. De hecho, apenas logró una victoria, rendimiento que lo hizo caer peligrosamente en la tabla de los Promedios.

Talleres, por el contrario, alcanzó a San Lorenzo de Almagro en lo más alto de las posiciones y se ilusiona bajo la conducción del uruguayo Alexander Medina.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente