La Roma y la Samp aburrieron en un partido con pocas ocasiones en la Serie A.



La aventura de Paulo Fonseca en el banquillo de la Roma sigue sin ser todo lo feliz que podía preverse. El equipo volvió a jugar otro duelo insulso y se mostró incapaz de pasar de un empate sin goles frente a la Sampdoria, colista de la Serie A.



Sin profundidad. Así podría resumirse el partido de los ‘giallorossi’, que solo probaron el marco de Audero en dos ocasiones. Tampoco triunfó en ataque la Sampdoria, con solo tres tiros a puerta. Y eso que las primeras llegadas de la Samp fueron antes de la media hora, casi todas sin mucho peligro.

La Roma, que perdía a Cristante por lesión solo empezar, más tarde también a Kalinic, no encontró desatascador a su falta de juego al espacio, que no encontró ni Kluivert. El primer remate llegó en el 35’, en una jugada a balón parado rematada por Mancini.

No mejoró nada el segundo tiempo para ninguno de los dos equipos. De hecho, lo más destacado de la Roma fue la expulsión de Kluivert en los minutos finales, que vio la segunda amarilla.


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente