El modelo matemático y epidemiológico, que el gobierno del presidente Donald Trump acostumbra mencionar, había predicho 72.433 muertes el lunes pasado.

Estados Unidos: un modelo estadístico predice que habrá 134.000 muertos por coronavirus

Un modelo matemático de una universidad estadounidense frecuentemente citado por la Casa Blanca predice ahora que 134.000 personas morirán en Estados Unidos por el nuevo coronavirus, casi el doble que en su proyección previa de esta semana, informó hoy la cadena CNN.

La noticia llega el mismo día en que la cifra de muertes por el virus en Estados Unidos, por lejos el país más afectado por la pandemia, superó las 73.000, mientras que el total de casos pisa ya los 1,3 millones, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins.

El modelo matemático y epidemiológico, elaborado por el Instituto de Evaluación y Estadística Sanitaria (IHME) de la Universidad de Washington, que el gobierno del presidente Donald Trump acostumbra mencionar, había predicho 72.433 muertes el lunes pasado.

Otro modelo elaborado por expertos que asesoran al gobierno predice un aumento de los casos y muertes por coronavirus en las próximas semanas, con un promedio de 3.000 decesos hasta el 1 de junio, según un documento obtenido y publicado anoche por el diario The New York Times.

En la última semana, el promedio de muertes diarias por el virus en Estados Unidos fue de unas 2.000, según Johns Hopkins.

El abrupto incremento en ambos modelos se relaciona con el relajamiento del distanciamiento social y la mayor circulación pública en estados de todo el país que han levantado sus cuarentenas para revivir sus economías y calmar a muchos de sus residentes.

El director del IHMD, doctor Christopher Murray, dijo a CNN que el aumento también se explica porque algunos estados ahora también están reportando muertes que se supone fueron por coronavirus y por el brote de casos que ha habido en plantas de procesamiento de carne.

El doctor dijo que los estados tienen que encontrar un equilibrio.




"Creo que el desafío para todos nosotros es determinar cuál es la trayectoria de relajamiento del distanciamiento social a un paso mesurado que nos va a proteger de grandes incrementos o incluso de un resurgimiento a gran escala" del virus, señaló.

Trump había dicho que esperaba 65.000 muertes por coronavirus en su país, pero el domingo revisó la cifra a la alza y habló de entre 80.000 y 90.000 muertes.

Previamente, la doctora Deborah Birx, que integra el equipo especial de la Casa Blanca para la lucha contra el coronavirus, había estimado entre 100.000 y 240.000 muertos en Estados Unidos, incluso con distanciamiento social.

Ayer, Trump dio marcha atrás a su plan para desmantelar el equipo de trabajo contra el coronavirus que ahora mantendrá "indefinidamente", mientras admitió que la pandemia ha sido peor para su país que los ataques del 11-S de 2001 o el de Pearl Harbor.

El estado de Nueva York es el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos, con casi 324.000 casos confirmados y más de 25.200 fallecidos. Solo en la ciudad de Nueva York han muerto más 19.000 personas, según Johns Hopkins.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey, con más de 131.800 casos y más 8.500 fallecidos, Massachusetts, Illinois, Michigan, Pensilvania y Connecticut, todos con entre 2.700 y 4.400 muertes.

En Illinois, la ciudad de Chicago, la tercera entre las más pobladas del país, con 2,7 millones de residentes, alcanzó ayer "el triste hito" de 1.000 muertes por coronavirus, anunció anoche la alcaldesa Lori Lightfoot.

Al menos 1.041 personas han muerto por el virus, dijo el Departamento de Salud de la ciudad.

Post a Comment