El aislamiento obligatorio alcanzará al menos 149 días. "No tenemos otra solución", reconoció el presidente Alberto Fernández en un mensaje que brindó desde la Quinta de Olivos junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. "Lo único que nos preserva es quedarse en casa, les estoy diciendo la verdad", afirmó el mandatario

Alberto Fernández, sobre la cuarentena en el AMBA

“La pandemia está lastimando mucho al mundo y también a la Argentina”, empezó diciendo el presidente Alberto Fernández, desde la Residencia de Olivos, al anunciar la prórroga de la cuarentena por dos semanas. El Presidente se presentó otra vez flanqueado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Los mandatarios gobiernan en el AMBA, la zona que sigue siendo el foco principal de la pandemia de Covid 19. “Es tan cierto” que la mayoría de los casos de contagio ocurren en la región metropolitana, pero también “es tan cierto que el problema ha empezado a irradiar a otros lugares”, explicó.



Fernández puntualizó que el epicentro del virus está en el continente americano. “En nuestra querida Argentina estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus”, dijo.

El Presidente insistió en la dificultad de enfrentar un virus “donde el mundo aún no ha encontrado una vacuna ni un medicamento que permita sobrellevar la enfermedad y curarla”.

“Cualquiera que se enferma, lo padece; no es una gripe más”, remarcó.

“Tenemos una enfermedad que no sabemos cómo prevenirla y no sabemos cómo curarla”, asumió el Presidente.

Una vez más citó al experto en epidemiología Pedro Cahn: “la verdad que no es que el virus nos busca sino que nosotros vamos a buscar el virus; la circulación es el problema que tenemos; cuando nos relajamos nos exponemos al peor riesgo”.

“Nos relajamos porque llevamos muchos días -desde el 20 de marzo- en nuestras casas, lo que genera estrés, desánimo, enojo”, dijo el Presidente.

“La pandemia nos condena a la incertidumbre; nadie en el mundo sabe cómo va a terminar esto; revisen lo que pasa en Europa; en esos lugares están temiendo una segunda ola del virus”, sostuvo.

“No puedo recomendar otra solución que cuidarse”, reconoció.

“Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como estamos hoy”, informó. “En los últimos días se nota que el virus está circulando más y se detectan una mayor cantidad de contagios; esto genera internaciones y lamentablemente, más fallecimientos”, agregó.

“Empezamos a normalizar los números y olvidamos que detrás de cada número hay una vida, alguien que se enfermó o ha fallecido; detrás de cada número hay un nombre y un apellido”, dijo el Presidente.

Apuntó que si en la provincia de Buenos Aires no se hubiera duplicado la cantidad de camas de terapia intensiva durante la cuarentena, “la provincia estaría estallada, sin poder dar respuestas sanitarias”.

Fernández mostró un cuadro que muestra a la Argentina en el cuarto lugar en América (409 casos), en relación a la cantidad de contagios cada cien mil habitantes, tabla que encabeza Uruguay (con 35 casos/cien mil habitantes) y cierra Chile con el peor registro: 1817 casos/cien mil habitantes. “Como ven, estamos dominando la situación; esto es posible que porque el sistema de salud está dando respuesta”, dijo.

El Presidente sostuvo que “con la cuarenta pudimos contener los casos de contagios, con el distanciamiento, no”. Nombró a Santa Fe, Córdoba y Mendoza, como ejemplos en los que se dispararon los casos de Covid durante julio.

“Quitar las restricciones de juntarnos en casa tienen estos costos”, dijo.

“Estamos con un promedio de 84 diarios de muerte, pero es relativo porque puede aumentar”, advirtió.

“En mayo la cantidad de muertos era 365; en Junio fue de 700; 34 días después hubo 1500 casos y 24 días después, 3000. Se están duplicando los casos. Lo digo porque no quiero que se muera más gente; necesitamos preservarnos, cuidarnos; es posible que la tasa de letalidad crezca; lejos estoy de tranquilizarme con ese dato”, manifestó.

El presidente informó que en el país, el promedio de camas de terapia intensiva ocupadas es del 55 por ciento, mientras en CABA está en el 68,4.

“El gran problema en estos 15 días es que nos relajamos, pensamos que la situación estaba contenida y la realidad es que la situación está lejos de estar contenida”, dijo.

El Presidente le dedicó unos minutos del mensaje a los jóvenes: “Extraño los recitales, el fútbol como el que más, o tocar la guitarra con mis amigos ; los jóvenes piensan que son inmunes; es verdad que son los que mejor lo sobrellevan, pero los jóvenes contagian. La enfermedad es impiadosa con los adultos mayores. Les pido por favor, hagamos ese esfuerzo; es una zoncera reunirnos en fiestas clandestinas y secretas; no saben al riesgos que se exponen”, advirtió.

“Todos extrañamos el encuentro con la familia, el asado con los amigos, el picadito. Cada uno de esos encuentros es un riesgo enorme”, insistió.

Post a Comment