“¿Cuándo van a luchar para que no maten a nuestros hijos?”, le reclamó un trabajador a la #CGT

En medio de la conferencia de prensa donde analizaban el alcance del paro nacional, Marcelo Novillo interrumpió al triunvirato y quebrado les reclamó “peleen por la vida”



Los titulares de la CGT respondían preguntas de la prensa, tras analizar el paro nacional del 6 de abril, cuando Marcelo Novillo interrumpió la conferencia y, quebrado, les reclamó. “¿Cuándo van a luchar para que no maten a nuestros hijos?”.

En ese punto, el clima en la sede central de la CGT en la calle Azopardo, en el bajo porteño, cambió y se hizo un gran silencio donde el trabajador continuó con sus reclamos. El hombre perdió a su hijo llamado Adrián, de 16 años en junio de 2014 y, desde ese momento, reclama Justicia.

“Siguen matando 35 chicos por fin de semana. ¿Cuándo van a luchar por eso?", se quejó el hombre y detalló: “Soy un trabajador, era un trabajador pero ahora no puedo trabajar porque me la paso llorando”.

“Cuándo van a luchar por nuestros hijos. Cada vez que matan a un chico, matan a un trabajador”, prosiguió el hombre ante los gremialistas que se mostraron sorprendidos por el pedido.



Hace dos años y medio, el 16 de junio de 2014, varios hombres le propinaron una fuerte golpiza a su hijo a la salida del boliche Space, en Quilmes Oeste. El adolescente fue intervenido quirúrgicamente tres veces y murió 14 días después en un hospital de ese partido bonaerense. Hoy no hay ningún detenido por el crimen. El de hoy fue uno de varios intentos desesperado por pedir Justicia.

El 12 de febrero pasado, Marcelo Novillo se trepó a la cúpula de la confitería El Molino, en el barrio porteño de Congreso, y amenazó con tirarse. Fue necesario todo un despliegue de seguridad para bajar al hombre, que mantuvo en vilo a los vecinos por al menos dos horas. Ese había sido el último de varios intentos desesperados del hombre para exigir justicia en el caso de su hijo.

En noviembre del año pasado, hizo una huelga de hambre frente a la Municipalidad de este partido. Y en diciembre pasado, recibió la Navidad frente al Congreso Nacional. "Se fue un maldito dia y llega la noche solitaria. Así es día a día", escribió días después en su perfil en Facebook.

En octubre de 2015, en medio de la campaña presidencial, Novillo interceptó al Daniel Scioli, entonces candidato y gobernador de la provincia de Buenos Aires. "Tengo año y medio pidiendo por mi hijo... Por favor, se lo pido, resuelva este caso", le dijo. Pero Scioli no quiso conversar.

El 27 de marzo del mismo año increpó cara a cara al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Novillo sorprendió al funcionario cuando hacía declaraciones a la prensa fuera de la Casa Rosada. Los custodios intentaron retirarlo del lugar, pero él siguió reclamando a los gritos por la falta de resultados en la investigación. Tal fue el alboroto que Fernández se acercó luego a conversar con él.

En julio de 2014, se encadenó varios días a los tribunales de Quilmes para pedir Justicia. Una Justicia que aún hoy no llegó.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.