Más de mil personas difrutaron el show de Martha Argerich y Daniel Barenboim

La plaza del Vaticano, ubicada al lado del teatro Colón, se colmó para disfrutar del show gratuito que ofrecieron la pianista y el director de orquesta.



Un millar de personas colmaron la plaza del Vaticano, ubicada al lado del teatro Colón, para disfrutar del concierto gratuito que ofrecieron esta tarde la pianista Martha Argerich y el director de orquesta Daniel Barenboim, dos de los músicos argentinos más elogiados en el mundo.

El espectáculo duró cerca de una hora y contó con la presencia de más de un millar de vecinos que colmaron no sólo las 500 sillas ubicadas frente al escenario, que fueron sorteadas a través de las redes sociales, sino también las calles aledañas a la plaza porteña.

Los músicos recorrieron distintas piezas musicales, entre las que se encontraron oberturas del compositor alemán Richard Wagner y arreglos para dos pianos del francés Claude Debussy.



Aplaudidos de pie al finalizar cada obra, Argerich y Barenboim llenaron de música el centro porteño, en una función gratuita y al aire libre realizada en el marco de la cuarta edición del Festival Barenboim en el Colón.

La ceremonia fue presenciada, entre otros, por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien observó el espectáculo en las primeras filas de asientos junto a su esposa, Bárbara Diez.

Si bien los músicos se dedicaron de lleno a tocar las piezas musicales, Barenboim aprovechó algunos momentos para interactuar con el público y presentar algunos pasajes, entre ellos, una obertura de Wagner que fue transcripta a dos pianos por Debussy. "Vamos a tocar en homenaje a este maravilloso teatro la única obertura de Wagner que fue transcripta para dos pianos por Debussy.

Es una obra que se escucha raramente pero nos gustó mucho y queremos tocarlo para ustedes", soltó el compositor desatando los aplausos del público.

También tomó el micrófono a quince minutos del final, donde anticipó una pieza "bien argentina": "Ahora vamos a tocar algo que nos gusta mucho, 'El bailecito de Guastavino'", expresó.

Sobre el final del concierto, los músicos fueron condecorados con flores y abrazados por los ensordecedores aplausos del millar de personas que se acercaron hasta el Teatro Colón.

Luego, como si no quisieran despedirse, saludaron y volvieron a tocar algunos minutos más, situación que repitieron en varias oportunidades.

Para el concierto se dispusieron de unas 500 sillas ubicadas frente al escenario, varias de las cuales se sortearon a través de redes sociales, aunque también hubo otros espectadores que intentaron no perderse el concierto y pudieron disfrutarlo con un poco menos de comodidad: parados en las calles aledañas o estirando la oreja mientras esperaban el colectivo en el Metrobus.

Argerich y Barenboim se presentarán además en el teatro, esta noche y mañana a las 17, con un programa musical similar al que ejecutaron en octubre de 2015.

El encuentro continuará el martes y miércoles a las 20 con el director junto a la Orquesta West-Eastern Divan, fundada en 1999 por el maestro y teórico literario y musical palestino Edward Said.

Esas funciones contarán con la actuación de Argerich, en su carácter de solista honoraria, y el programa musical incluirá obras de Maurice Ravel, Dmitri Shostakovich y Alban Berg.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.