Probaba el cuatriciclo que le regaló a su hijo y lo asesinaron por la espalda para robárselo

Cristian y su hijo Agustín, de trece años, habían ido a probar el vehículo nuevo cuando fueron interceptados por delincuentes



Los investigadores del crimen de Cristian Bejarano, el hombre que fue asesinado a balazos en la localidad bonaerense de Ezeiza cuando se resistió a que le robaran el cuatriciclo que le acababa de regalar a su hijo de 13, buscan a los tres delincuentes que cometieron el asesinato y la familia de la víctima pidió hoy justicia.

“Queremos las cámaras de seguridad”, dijo esta mañana a la prensa Roxana, la hermana de Bermejo, en la puerta de la casa de la familia, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferre, al hacer referencia a que la policía y la fiscalía de Ezeiza que trabaja el caso aguardaban recibir los videos que puedan aportar para identificar a los delincuentes.

Los pesquisas esperan que con las grabaciones de las cámaras de la autopista Ricchieri se pueda identificar al automóvil Volkswagen Bora en el que se movilizaba la banda.



El hecho ocurrió el sábado pasado en el kilómetro 21 de la mencionada autopista, donde Bejarano (34), quien se dedica a la compra y venta de autos, estaba con su hijo mayor de 13 años probando un cuatriciclo marca Yamaha que le acababa de regalar para las fiestas de fin de año.
“Ese cuatriciclo era la ilusión de mi sobrino, le pudo dar el gusto, pero ahora lo mataron”, afirmó la hermana de la víctima.

Es que luego de haber estado una hora probando el vehículo y cuando Bejarano ya lo tenía subido al trailer y enganchado a su auto Peugeot para irse, llegaron al lugar ladrones que amenazaron con armas a padre e hijo y los obligaron a bajar del auto para llevarse todo.

“Mi hermano les dio la llave, él siempre decía que había que entregar todo en un robo, y uno de los delincuentes se subió al auto y ya se estaban yendo, pero al ver a su hijo desesperado gritar por su cuatriciclo, él los corrió”, explicó Roxana.



Según la hermana, Bejarano “abrió la puerta trasera, se metió al auto y lo agarró del cuello al delincuente que manejaba y ahí se acercó un tercer ladrón que no sabemos de dónde salió y le disparó”.

“Mi sobrino me dijo: 'Madrina, yo vi cómo le dispararon a papá, lo fulminaron'. Le dieron tres tiros, uno en un tobillo, otro en una pierna y otro en el corazón. Mi ahijado vio todo”, señaló Roxana.

Tanto la hermana como el padre de Bejarano, quien era padre de un bebé de dos meses con una nueva pareja, pidieron “justicia” y que la policía detenga a los asesinos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.