Nole está de vuelta: #Djokovic ganó #Wimbledon y volvió al Top Ten



El tenista serbio Novak Djokovic busca ante el sudafricano Kevin Anderson su cuarto título en Wimbledon y su decimotercer torneo del Grand Slam, dos años después del último.

A los 31 años, Djokovic no disputó una final de un torneo del Grand Slam desde 2016, temporada en la que se anotó el Abierto de Australia y Roland Garros.


Sus problemas físicos empezaron el año pasado precisamente en Wimbledon, donde una lesión de codo le obligó a retirarse en cuartos de final y a pasarse el resto de 2017 inactivo.

El exnúmero uno mundial cayó al 22º del ránking el 21 de mayo de 2018, y una victoria en Londres le propulsaría de nuevo entre los diez primeros. "Hubo momentos de duda, de frustración, donde te preguntas si quieres seguir", admitió el serbio.


Djokovic es un jugador afortunado sobre la hierba londinense, donde solo ha perdido una de las cuatro finales que ha disputado, la de 2013 ante el británico Andy Murray.

En cambio, salió victorioso de las que disputó ante el español Rafael Nadal (2011) y las dos que disputó ante el suizo Roger Federer (2014 y 2015).

En contraste, Nadal ha necesitado disputar cinco para ganar sus dos títulos (2008 y 2010).

Por su parte, Anderson disputará su segunda final de Grand Slam, después de la perdida en septiembre en el Abierto de Estados Unidos ante Nadal. Es el primer jugador de su país en alcanzar este nivel de la competición en Wimbledon desde Brian Norton en 1921.

El sudafricano de 32 años se convertiría, en caso de victoria, en el segundo tenista más viejo de la historia en conseguir su primer torneo del Grand Slam, después del español Andrés Gimeno, que ganó Roland Garros con 34 años y 206 días.

Djokovic y Anderson llegan a la final con muchas horas de juego en sus piernas, y tras dos semifinales maratonianas.

Anderson tardó el viernes más de seis horas en deshacerse de John Isner, y el serbio más de 5 en librarse de Nadal, en un partido que se disputó a lo largo de dos días y concluyó el sábado por la tarde.

"Me hubiera gustado tener ese día libre" que tuvo Anderson este sábado, dijo Djokovic. "Pero es como es, tengo que aceptar las circunstancias y tratar de recuperarme lo mejor que pueda".

"No sé si soy el claro favorito, creo que estamos bastante igualados", añadió Djokovic.

Anderson "está jugando el mejor tenis de su vida. Viene de dos victorias maratonianas a cinco sets. Creo que no tiene mucho que perder mañana, saldrá con sus grandes servicios y su gran tenis", sentenció el serbio.

La final es una mala noticia para los que esperan ansiosos un relevo en la cúspide del tenis.

Es la primera vez que una final de Wimbledon la disputan dos jugadores por encima de los 30 años, a lo que hay que sumar que ocurrió lo mismo en la femenina del sábado, en la que la alemana Angelique Kerber, de 30, se impuso a la estadounidese Serena Williams, de 36.

En las seis ocasiones en que Djokovic y Anderson se han medido, el primero ganó cinco, dos de ellas en Wimbledon: en primera ronda en 2011, y en octavos en 2015.

La única victoria de Anderson se remonta a 2008, en el torneo de cancha dura de Miami.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.