El Senado aprobó el proyecto de extinción de dominio y vuelve a Diputados



Tras una extensa jornada, donde se avaló el pedido de autorización para realizar allanamientos en las propiedades de Cristina Kirchner, el Senado aprobó el proyecto de extinción de dominio. Sin embargo, deberá volver a Diputados, ya que la iniciativa que obtuvo 40 votos afirmativos contra 26 negativos fue la impulsada por el peronismo y no la proveniente de la Cámara baja.

La norma que consiguió el aval de la Cámara alta había sido presentada por el jefe de la bancada Justicialista, Miguel Ángel Pichetto, cuyo autor es el salteño Rodolfo Urtubey. En este proyecto, se establece la extinción de dominio, que debe realizarse en el fuero penal, luego de que exista una sentencia de primera instancia; aunque permite un "decomiso anticipado" que evita que los imputados dispongan de los bienes durante el proceso judicial.

Sin embargo, el proyecto del oficialismo, que había impulsado Federico Pinedo, establecía que la extinción de dominio sería en el fuero civil en paralelo al proceso penal, y que estaría a cargo del Ministerio Público Fiscal, siendo que, además, fijaba la retroactividad de la extinción. Incluso, podía ser habilitado sin la necesidad de una condena.

En tanto, a pesar de que Cambiemos la rechazó la iniciativa peronista con 26 votos, el PJ y el Frente para la Victoria alcanzaron los 40, eran necesarios 34 escaños, y avanzaron con las modificaciones. Vale destacar que durante el debate, José Mayans desestimó el proyecto proveniente de Diputados y aseveró: "Hay algunos que hacen oportunismo político, que buscando el acompañamiento social recorren los canales de televisión y cada uno que aparece le va sumando un artículo al proyecto de ley".

"Hoy los jueces federales embargan los bienes preventivamente antes incluso de la indagatoria, y si no hay bienes, inhiben de manera general. Después lo indagan y después eventualmente lo procesan. Estamos votando una buena ley donde hay garantías", argumentó Pichetto y apuntó contra la gestión de Cambiemos. "Todo vuelve. Lo que hagan hoy lo van a tener que pagar mañana", advirtió.

Por su parte, el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Marcelo Fuentes, afirmó que apoyaban "el proyecto menos malo". Mientras que, en el momento de la votación, la vicepresidente Gabriela Michetti fue protagonista una confusión cuando admitió: "No entiendo nada lo que está pasando", al tiempo que un asesor le solicitaba que, en voz alta, aclare que se aprobaba con los dos tercios.

La iniciativa que se debatía en el Senado es una figura jurídica que tiene por objetivo facilitarle al Estado obtener, mediante el decomiso, bienes y fondos obtenidos de forma ilícita, siendo que está destinada a casos de delitos federales, tales como corrupción, narcotráfico y lavado de dinero. El proyecto llegó al Senado luego del escándalo de los bolsos con 9 millones de dólares de Julio López, tras ser aprobado el 24 de junio de 2016, pero estaba a punto de perder "estado parlamentario".

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.