Boca Juniors consiguió el ansiado pase a semifinales de la Copa, tras conseguir un agónico empate por 1-1 ante Cruzeiro, tras un cotejo descolorido y cargado de emociones en el segundo tiempo, en el que además Dedé, el mismo que se fue expulsado por lesionar al arquero Esteban Andrada en la ida en la Bombonera, también vio la roja en el Morumbí.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente