Brasil, ante una elección que divide familias y pone fin a amistades

Cuando empiezan a mostrar avisos de política en TV, la familia Higa prefiere mirar hacia otro lado. Eike Higa es gay y planea votar por Fernando Haddad, del PT, en la segunda ronda del domingo. Pero sus padres se inclinan por Jair Bolsonaro, el ultraderechista que ha hecho comentarios ofensivos hacia los gays. Eike trata de tomárselo con calma. Dice que tiene buena relación con sus padres, con quienes vive en Sao Paulo. Pero “en un clima político como este, siempre reaparecen las viejas inseguridades”. Aunque se acortó la distancia unos puntos, las encuestas siguen previendo una victoria de Bolsonaro: 56% a 44%.

Una elección especialmente tensa ha dividido familias y distanciado amigos, haciendo que la gente se pregunte si estas fisuras alterarán para siempre el panorama político y cultural del país.

El grupo Globo abordó el tema de las relaciones resquebrajadas por la política en grupos de chat de Whatsapp y dijo que abundaron los mensajes tipo “dejé mi grupo familiar” o “pelea en mi grupo familiar” a partir de agosto, en que comenzó la campaña.

En algunos casos, la elección simplemente agudizó divisiones políticas que ya existían. Tamara Miranda, ama de casa de 33 años de Río Claro, San Pablo, dice que ella y su padrastro siempre tuvieron diferencias políticas. Ella es de izquierda y él de derecha. Pero esas diferencias no eran demasiado graves... hasta ahora.

Para otros, las particularidades de esta elección –como la total desaparición del centro– hacen que la gente apoye a políticos que no pueden defender.

El ambiente está más caldeado en la familia Miranda. Tamara dice que para ella su padrastro “es más padre que mi padre” biológico. Pero tienen profundas divisiones políticas, sobre todo por el apoyo del padrastro a Bolsonaro. Las divisiones van más allá. Al día siguiente de la primera ronda, ella dejó un grupo de chat familiar porque abundaban los mensajes celebrando la victoria del diputado Bolsonaro.

Su hermano Taruma Lomba admite que en las reuniones familiares y en el chat de WhatsApp abundan las tensiones. Pero asegura que los hermanos respetan sus diferencias. Analista de sistemas de información de 32 años que vive en Belo Horizonte, al sudeste, dice que votará por Bolsonaro en la segunda ronda, pero sin demasiada convicción.

“Por más que se haya creado este clima horrible de división, al menos hemos despertado y vemos lo que está pasando”, dice.

Cuando el vicepresidente Michel Temer asumió la presidencia y adoptó reformas económicas promercado, se difundió la idea de que había habido un verdadero golpe. Y se desató una amplia investigación de la corrupción en la que terminaron presos políticos que cobraban sobornos. Todos estos factores avivaron las divisiones.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.