Cuadernos: embargan una cuenta con U$S 20 millones de Carlos Wagner

El juez federal Claudio Bonadio dispuso hoy congelar los fondos de una cuenta bancaria en Suiza detectada a nombre del ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, arrepentido en la causa por los cuadernos de la corrupción K.

Además, el magistrado allanó dependencias del Ministerio de Transporte de la Nación en busca de información sobre subsidios ferroviarios ocurridos entre 2003 y 2015, según confirmaron hoy fuentes del caso.

Te puede interesar: Wagner, otro empresario de la región en los cuadernos de la corrupción

En cuanto a la cuenta bancaria, de acuerdo con informes entregados en la causa por la Unidad de Información Financiera, tiene un saldo de 20 millones de dólares y está a nombre de Wagner, procesado por asociación ilícita en la causa en la que también está acusada la ex presidenta Cristina Kirchner, entre otros ex funcionarios de su gobierno y empresarios.

El magistrado dispuso trabar embargo preventivo sobre esa cuenta en Suiza, país con el cual Argentina tiene convenios de colaboración.

Carlos Wagner, detenido junto a otros empresarios y exfuncionarios por el supuesto pago de coimas, tuvo durante muchos años una relación cotidiana con la región. Su empresa, Esuco, construyó la estación china de observación del espacio lejano que se montó en el paraje Quintuco.

Gerenció la sociedad que ejecutó el “puente nuevo” entre Cipolletti y Neuquén, y que cobró durante 16 años entre 50 y 65 centavos de peaje por un trayecto de un puñado de kilómetros.

Caminos del Valle era una sociedad entre Esuco y otras constructoras: Contreras y Bugwartdt. En 2010 acordó con Nación la rescisión del contrato que nunca se ejecutó del todo porque la empresa se fue sin terminar las obras comprometidas: el tercer puente y la Circunvalación de Cipolletti transformada en variante de la Ruta 22.

Esuco tuvo su tarea más compleja en el paraje Quintuco de Neuquén. Allí debió montar nada menos que la estación de observación del espacio lejano que la agencia china CLTC pudo instalar allí gracias a un acuerdo con la Conae y Neuquén.

La firma del empresario Carlos Wagner fue subcontratada por CHEC (China Harbour Engineering Company Ltd) para realizar los trabajos que demandaron más de tres años y unos 70 millones de dólares. Para la obra se emplearon a más de 200 trabajadores de las localidades vecinas.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.