Dorados de Maradona ganó la primera final del Ascenso



El encuentro se jugó en el estadio Banorte de la ciudad de Culiacán y el astro argentino de 58 años fue expulsado por segunda vez desde que dirige al equipo.

Dorados encontró la diferencia por intermedio de Edson Rivera, a los 30 minutos de la segunda parte.La revancha se jugará en la noche del domingo en el estadio Alfonso Lastras Ramírez de San Luis Potosí.

Maradona se fue expulsado a poco del final del partido, por discutir airadamente con su colega de Atlético San Luis, Alfonso Sosa.

Desde que el histórico capitán del seleccionado argentino tomó la conducción técnica, Dorados cambió completamente su fisonomía y mejoró ostensiblemente su campaña.

Con Maradona en el banco de los suplentes, Dorados jugó 13 partidos: ganó 9, empató 2 y perdió 2.

En el conjunto ganador atajó Gaspar Servio (ex Banfield) y también resultó titular el delantero Jorge Córdoba (ex Los Andes y Gimnasia La Plata), mientras que Luis Jerez Silva (ex Defensa y Justicia) y Facundo Juárez (ex Mitre de Santiago del Estero) conformaron el banco de los suplentes.


En Atlético San Luis se jugaron el marcador de punta Matías Catalán (ex San Lorenzo) y el delantero Nicolás Ibáñez (ex Gimnasia La Plata).

En caso de consagrarse campeón este domingo, Dorados aguardará al ganador del Clausura para dirimir con ese conjunto el único ascenso a la división superior del fútbol mexicano, pero recién en junio venidero.

Antes del partido, Maradona y sus Dorados recibieron en el vestidor la visita del exboxeador mexicano Julio César Chávez.

El expugilista dio un mensaje de motivación para los futbolistas al relatarles una pelea del año 1990 en la que venció por nocaut técnico al estadounidense Meldrick Taylor cuando faltaban escasos segundos para que terminara el último round.

El juego comenzó con Maradona tranquilo en la banca, pero pronto se levantó para liberar la tensión cuando los Dorados no pudieron definir sus jugadas de peligro y también para pedir al árbitro tarjetas para el equipo rival.

Con el paso de los minutos, en diversas ocasiones el Diego salió a gritar indicaciones a sus jugadores.

En el segundo tiempo, Maradona se llevó las manos al rostro al lamentar una nueva falla de sus futbolistas al ataque.

El 1-0 se derivó de un tiro libre ejecutado desde el costado derecho en el segundo tercio del campo, el argentino Vinicio Angulo ganó la pelota por arriba y la puso en el área chica donde Rivera extendió la pierna para firmar el gol.

El Diego, que estaba atento a la jugada, de pie en su área técnica, soltó un grito, luego miró hacia el cielo y dijo "Gracias, papito".

Cuando se jugaba el tiempo de compensación, Maradona le reclamó airadamente un penalti al árbitro y se ganó la expulsión.

Mientras se dirigía al vestidor, el técnico argentino recibió ovaciones de la hinchada de Dorados, que llenó el estadio Banorte.

El partido de vuelta se jugará el domingo en el estadio Alfonso Lastras en San Luis Potosí.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.