Una profesora de arte de 26 años, quien se hallaba desaparecida desde hacía una semana, fue encontrada este lunes en una zona montañosa en cercanías a la localidad de Huelva en España. La víctima fue identificada como Laura Luelmo y la autopsia preliminar realizada al cuerpo confirmó que antes de su asesinato hubo una agresión sexual.

El caso conmueve al país europeo por el aberrante relato del asesino que confirmó el crimen. Según explicó el diario La Vanguardia la joven murió luego de un golpe certero en la cabeza cuando el agresor intentó violarla.

Por el caso, un hombre identificado como Bernardo Montoya fue detenido . El asesino brindó detalles macabros a la hora de declarar ante la Justicia. Es que el hombre explicó que a la joven le tendió una trampa para secuestrarla. “Me preguntó si sabía de algún supermercado porque era nueva en la ciudad”, relató y añadió que la engañó para que se dirigiera por un callejón sin salida. “En cuanto se alejó, corrí por mi coche, la esperé, la agarré y la golpee contra el baúl. Al quedar inconsciente le até las manos”, detalló.

Según las autoridades el propósito del agresor era someterla sexualmente. “La metí en el maletero y la conduje al lugar donde la encontraron”, prosiguió y amplió: “Al llegar la desnudé (...) pero a pesar de que estaba inconsciente no pude violarla. Lo intenté pero no pude. Juro que al final no la agredí sexualmente”, relató el asesino.

En la casa del hombre de unos 50 años, además, la Guardia Civil halló rastros de sangre por lo que demostraría que antes de ser hallada, la joven fue llevada a su domicilio. El cadáver de la víctima además de un golpe en su frente presentaba evidentes signos de violencia en su cuerpo. El confeso autor del crimen se encuentra actualmente detenido en la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente