Rusia usó "todas las grandes redes sociales" para influir en las elecciones estadounidenses de 2016 a favor del Partido Republicano "y específicamente de Donald Trump", sostiene un informe adelantado hoy por medios internacionales que será presentado en la semana por el Senado noerteamericano.

El reporte señala que Rusia no solo echó mano a Facebook, Instagram y Twitter para viralizar propaganda política, como se suponía hasta ahora, sino que también utilizó YouTube, Tumblr, PayPal y Google+, informó en la mañana de este lunes la cadena británica BBC.

En estos canales, sobre los que no habían profundizado las investigaciones en torno a la llamada "interferencia rusa", Moscú adaptó técnicas de marketing digital para llegar a audiencias específicas.

Los resultados de la investigación realizada por el Proyecto de Investigación Computacional de la Universidad de Oxford y la firma de análisis Graphika sobre la base de millones de posteos será presentada esta semana por el Senado de los Estados Unidos, informó la BBC.

"Lo que está claro es que todos los mensajes buscaban claramente beneficiar al Partido Republicano, y específicamente a Donald Trump", señala el informe.

"Trump se menciona principalmente en las campañas dirigidas a los conservadores y los votantes de derecha" con mensajes que "alentaron a estos grupos a apoyar su campaña", mientras que a los grupos que podrían desafiar a Trump "se les proporcionó un mensaje que buscaba confundir, distraer y finalmente disuadir a los miembros de votar", indica el texto.

Al frente de las acciones en las demás redes también habría estado, al igual que en Facebook, Instagram y Twitter, la Agencia de Investigación en Internet, una empresa rusa descrita por la comunidad de Inteligencia norteamericana como una granja de trolls vinculada al Kremlin.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente