Las Fuerzas Armadas cierran filas con Maduro

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, terminó de cerrar filas con Nicolás Maduro después que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se declarara presidente interino del país. “Nosotros los hombres y mujeres de uniforme, seriamos indignos de portar nuestro uniforme si no defendiéramos nuestra Constitución y la soberanía”, dijo en una conferencia televisada y rodeado del alto mando militar.

De 32 ministros que hoy ostenta el gabinete de Maduro, nueve son militares y dirigen carteras como Defensa, Interior, Agricultura y Alimentación, además de la petrolera Pdvsa –que aporta 96% de los ingresos del país– y el servicio de inteligencia. También controlan una televisora, un banco y una ensambladora de vehículos, entre otras empresas.

Un comunicado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) indica que existe una “reedición” del golpe de Estado contra Chávez, en abril de 2002.

Horas después de que la cúpula militar reiterara el respaldo a su gobierno, Nicolás Maduro anunció la decisión de cerrar su embajada y consulados en Estados Unidos, y de regresar a su personal diplomático a más tardar el sábado. Asimismo, ratificó que Washington cuenta con 72 para retirar a sus funcionarios de Venezuela. “Así lo ratifico porque ahora ellos (en Washington) pretenden decir ‘no’, desconocemos al gobierno de Maduro y nos quedamos; pero ¿qué creen?”.

Por otra parte se declaró “listo” para abrir un diálogo que apunte a resolver el conflicto institucional de su país. “Los gobiernos de México y Uruguay propusieron un proceso de diálogo para resolver los conflictos en Venezuela; les digo que estoy de acuerdo y listo para iniciar el diálogo”, sentenció Maduro al hablar en una visita a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), dominado por el chavismo.

Los escenarios son diversos en este inesperado avance de la oposición hacia el poder político. De momento, la Fiscalía General de la República tampoco ha ordenado las acostumbradas detenciones de líderes opositores.

Sesión de la OEA

La Organización de Estados Americanos (OEA) celebró ayer una sesión durante la cual 16 países expresaron en un comunicado, no en una resolución, su reconocimiento al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Sólo otros 15 países, de los 34 que integran el organismo, se sumaron al llamado realizado en persona por el secretario de Estado Mike Pompeo. Los 16 países que reconocieron a Guaidó a través de un comunicado –que Venezuela llamó panfleto– representan un descenso frente a los 19 que votaron el 10 de enero a favor de una resolución adoptada por el cuerpo que desconoció la legitimidad del Segundo sexenio de Nicolás Maduro en la presidencia. Guyana, Jamaica y Santa Lucía habían votado a favor de la resolución pero no han reconocido a Guaidó.

Pompeo calificó al gobierno de Nicolás Maduro como “ilegítimo” y “profundamente corrupto”. Lo exhortó a garantizar la seguridad de Guaidó y pidió a las fuerzas de seguridad venezolanas que “no repriman esta transición” que debería culminar en unas elecciones “libres, transparentes y justas”. Pese al enfático llamado del jefe de la diplomacia estadounidense, sólo otras 15 naciones tomaron partido públicamente el jueves en la OEA a favor de reconocer a Guaidó como nuevo líder venezolano.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.