El astro Diego Maradona fue internado hoy en una clínica del norte del Gran Buenos Aires durante algunas horas luego de que los médicos le detectaran un sangrado estomacal en un chequeo de rutina previo a su regreso a México. Fue dado de alta horas después.



El ex capitán de la Selección argentina estaba realizándose un control en la Clínica Olivos, cuando los médicos le detectaron un sangrado estomacal y decidieron internarlo para evaluar más exhaustivamente el cuadro.

Los médicos sometieron al "Diez" a una endoscopía y poco después de la 19:00 el ex futbolista se retiró del centro asistencial a bordo de una camioneta oscura.



Maradona acudió a la clínica para un chequeo de rutina, ya que el domingo pensaba viajar a México para continuar su tarea como entrenador en el Dorados de Sinaloa.

Según trascendió, el campeón del mundo en México 86 estuvo acompañado por sus hijos Gianina, Jana y Diego Junior.

Maradona estuvo en Buenos Aires para pasar las fiestas y además festejar mañana el bautismo de su nieto Diego Matías, hijo de Diego Junior, al que tuvo con la italiana Cristina Sinagra.

El jueves, Maradona estuvo junto a su hijo Diego Fernando, que tuvo con Verónica Ojeda, y al que no veía desde hacía tiempo.

El propio Maradona, en un mensaje que difundió por las redes sociales para fin de año, dijo que tenía problemas de salud, pero relacionados con la rodilla y el hombro, en parte por los resabios de su carrera futbolística y también por una artrosis que lo tiene a mal traer.



Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente