Al menos 23 personas murieron este domingo por un tornado que provocó daños "catastróficos" en edificios y carreteras y cortes de electricidad en el estado de Alabama , sur de Estados Unidos, informó el sheriff local.

"Lamentablemente nuestro saldo, en relación a muertes, es de 23 en este momento", dijo a la filial local de CBS Jay Jones, sheriff del condado Lee, situado en el este de Alabama , en la frontera con Georgia, reconociendo que hay niños Entre los fallecidos.



Jones había dicho antes, a periodistas que varias personas están desaparecidas y otras han sido hospitalizadas, algunas con "lesiones muy graves".

Las operaciones de rescate de los desaparecidos se suspendieron la noche del domingo debido a las condiciones climatológicas peligrosas, pero los resultados indican que se reanudarán el lunes.



"La devastación es increíble", por lo tanto, señalando que no hay registros en una situación similar en las pérdidas de energía "en al menos los últimos 50 años".

Al final del domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, condolencias por los afectados. "A la gran población de Alabama y las áreas colindantes: Por favor, tengan cuidado y manténganse a salvo", escribió en Twitter. "Los tornados y las tormentas fueron realmente violentos. A las familias y amigos de las víctimas, ya los héroes: ¡Dios Dios los bendiga!", Agregó.



El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) había emitido una advertencia de tornado para áreas que incluían el condado de Lee. "¡BUSQUEN REFUGIO AHORA! Múdense un sótano o una habitación interior en el piso más bajo un edificio sólido. Eviten las ventanas", alertó en un comunicado.

En un momento difundido el domingo, advirtió que el sureste de Estados Unidos, fue golpeado por un severo temporal, podría experimentar "vientos peligrosos, granizo y tornados aislados" durante la noche.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente