Los legisladores británicos votaron en contra de un brexit sin acuerdo, en medio de temores de que esto podría conducir a una agitación económica y alimentar las tensiones a largo plazo en Irlanda del Norte.





El resultado allana el camino para una votación el jueves sobre si se retrasa el proceso de divorcio de la Unión Europea más allá del plazo del 29 de marzo.

Los legisladores votaron 321 votos contra 278, respaldando una versión enmendada de la moción de la primera ministra Theresa May el miércoles que “rechaza que el Reino Unido abandone la Unión Europea sin un Acuerdo de Retiro”.

El voto es sólo indicativo. En la práctica, si no llegase a haber un acuerdo, Gran Bretaña saldrá en la UE el 29 de marzo.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente