Los investigadores de la muerte de la modelo y conductora Natacha Jaitt lograron abrir y hacer un “backup” de todo el contenido de su teléfono celular pero en el caso de la tablet, la contraseña que habían aportado los hijos de la víctima no coincidió y los peritos no pudieron desbloquearla, informaron este miércoles fuentes judiciales.

La pericia tecnológica sobre el celular marca Samsung y la table iPad de Apple de Natacha Jaitt, se realizaba desde este miércoles por la mañana en la fiscalía de Violencia de Género de Tigre, ubicada en la calle Lisandro de la Torre 314, con presencia de los tres fiscales que investigan el caso, Diego Callegari, Sebastián Fitipaldi y Cosme Iribarren.

Fuentes judiciales confirmaron a la agencia Télam que los peritos convocados, entre ellos expertos en cibercrimen de la Policía de la Ciudad, lograron acceder al celular y obtener una copia de seguridad de todo su contenido, pero no pudieron ingresar al iPad porque la contraseña que brindó al familia no coincidía.

Tanto Ulises Jaitt, hermano de la víctima, como el abogado que los representa en la causa, Alejandro Cipolla, manifestaron sus dudas en torno a la posibilidad de que alguien haya manipulado ese iPad.

“Yo se las pregunté a mis sobrinos. Cualquier hijo sabe la contraseño de la tablet de su mamá. Yo les pregunté, me dijeron cuál era, la pasé y no es, por lo tanto le cambiaron la contraseña”, explicó este mediodía Ulises Jaitt a la prensa en la puerta de la fiscalía, Y, ante ello, agregó: “sigo pensando que acá hubo un homicidio”.

Su abogado, Cipolla, afirmó: “Es raro, porque nosotros contábamos con la clave pero ahora esa clave no funciona”.

“La del teléfono el patrón sí funcionó pero lo de la tablet es algo muy llamativo que se haya modificado la clave. Tenemos que ver si hubo algún movimiento en iCloud”, dijo el letrado en referencia a la “nube” donde se almacenan datos en dispositivos Apple.

El abogado dijo que será “muy complicado” acceder a la tablet ya que en los iPad “el software es prácticamente incorruptible”.

Respecto del teléfono Samsung, Cipolla confirmó que “es el teléfono de Natacha”, ya que “funcionó el patrón” -el dibujo lineal con el que se desbloquea-, y de esa forma lograron acceder a “las llamadas perdidas y mensajes que tenía”.

“En minutos voy a empezar a leer los mensajes de Whatsapp y quiero ver el rango de horarios entre la 1 y las 2 de la mañana, que eso se va a detectar, si hubo mensajes, si hubo apertura del teléfono”, señaló.

Cipolla también aseguró que los peritos le informaron que se podrá saber si alguien “hubiera borrado, manipulado, encendido o realizado cualquier tipo de movimiento” con el celular.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente