Los "chalecos amarillos" cumplen cuatro meses y este sábado volvieron a marchar en contra de las políticas del presidente francés Emmanuel Macron. Las calles de París y otras ciudades estuvieron repletas de manifestantes que protagonizaron incidentes con la Policía.

Los primeros brotes de violencia se registraron poco antes del mediodía en la famosa avenida de los Campos Elíseos, donde se habían congregado varios miles de manifestantes.







Según el sitio franceinfo, al menos 64 personas fueron detenidos. Los manifestantes, muchos de ellos vestidos de negro y con capucha o casco en la cabeza, montaron barricadas en las calles, tiraron piedras, hubo destrozos, vehículos y puestos de diarios incendiados y la policía lanzó gases lacrimógenos y usó camiones hidrantes contra los "chalecos amarillos".

Según el ministro del Interior Christophe Castaner, hay unos 8.000 manifestantes en París, entre ellos 1.500 "ultraviolentos" que saquearon varias tiendas en la lujosa avenida de los Campos Elíseos y protagonizaron enfrentamientos con la policía.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente