"La gran sustitución: hacia una nueva sociedad". Así se titula el manifiesto de 74 páginas de Brenton Tarrant, el australiano de 28 años que lanzó este viernes un ataque contra dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, en el que murieron 50 personas.

El documento, publicado horas antes de cometer el atentado, está plagado de tópicos de extrema derecha supremacista, odio hacia los musulmanes, la democracia y el capitalismo, e incluso contiene dos menciones a la Argentina.

La primera referencia está en el parágrafo titulado "Ninguna pradera segura" ( No shelter meadow), en el que se queja de que ya no hay lugar en el mundo que no haya sido alcanzado por la inmigración.

"No encontrarás ningún respiro, ni en Islandia, ni en Polonia, ni en Nueva Zelanda, ni en la Argentina, ni en Ucrania, ni en ningún otro lugar del mundo. Lo sé, porque he estado allí", escribió Tarrant.

La siguiente mención a la Argentina está en el parágrafo titulado "Apoya a tus naciones hermanas" ( Support your brother nations), en el que invita a sumar fuerzas contra la inmigración entre la población de origen europeo de los distintos países.

"Cuando los europeos de todos los países y continentes se muevan para respaldar a sus hermanos, ningún grupo podrán atacarlos. El movimiento puede comenzar en Polonia, Austria, Francia, Argentina, Australia, Canadá o, incluso, Venezuela, pero el movimiento comenzará y cuando lo haga, prepárese para dar su respaldo a su pueblo, con toda su fuerza", señaló Tarrant en su manifiesto, divulgado por él mismo luego de transmitir por Facebook live la masacre.

Según The New York Times, el atacante visitó Argentina como parte de sus viajes que incluyeron Europa, Corea del Norte y otros lugares. Desde la Dirección de Migraciones indicaron que no hay ningún registro de ingreso de Tarrant, pero las menciones que hace sobre el país demostrarían que existe alguna relación.

Este nexo con Argentina ya fue identificado por autoridades del Ministerio de Seguridad y, aunque hay un fuerte hermetismo, se está avanzando en las averiguaciones, pesquisas y contactos con fuentes del exterior que son norma en este tipo de casos. De momento, se detectó un refuerzo en la seguridad de los lugares sagrados musulmanes en el país.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente