Copa de la Superliga | San Lorenzo eliminó a Huracán en los penales y sigue en carrera

Tras igualar 0-0, el Ciclón se impuso en la definición desde los doce pasos por 4-3.



San Lorenzo se clasificó a los octavos de final de la Copa de la Superliga, al vencer esta noche de visitante en el clásico a Huracán por 4 a 3 en la definición con tiros desde el punto del penal, tras empatar 0 a 0 al cabo de los 90 minutos.

El gran héroe de la noche fue el arquero azulgrana, Fernando Monetti, que le atajó un penal a Lucas Barrios poco antes del cierre del partido y luego otro a Andrés Roa en la definición con disparos desde los 12 pasos.



El clásico, revancha del 0-0 de la ida, se jugó en el estadio Tomás Adolfo Ducó con una gran cantidad de público (alrededor de 35 mil hinchas del “Globo”) y contó con el arbitraje de Néstor Pitana.

El primer tiempo fue flojo, con mucho estudio y disputa por la posesión y pocas situaciones de riesgo. En ese marco Huracán mostró una mejor imagen, porque el ingreso de Auzqui (en la ida había jugado Toranzo) le dio más ataque directo; tanto, que el ex River y Estudiantes resultó el hombre más punzante del local.

Pero la escasa efectividad en el área le restó posibilidades a Huracán de generar chances de riesgo, más allá de un cabezazo de Alderete a los 3m.

Jorge Almirón hizo varias modificaciones en San Lorenzo para esta revancha. Ante la ausencia de Nicolás Blandi, el DT apostó a Andrés Rentería como único delantero y al ingreso de Rubén Botta y Nahuel Barrios por los costados.



El conjunto azulgrana empezó mal y después emparejó, pero apenas eso: lo único saliente de su funcionamiento fueron los intentos del “Perrito” Barrios y su velocidad por la banda izquierda y un par de remates desde afuera, uno de Castellani y otro de Rentería.

El segundo tiempo mantuvo el tono o peor: el cansancio hizo mella en las ambiciones de uno y otro.

Auzqui ya no desbordó para Huracán y Barrios quedó cada vez mas solo en los intentos del visitante, aunque protagonizó el duelo personal más entretenido de la noche con Pablo Álvarez. Primero en una banda y luego en la otra, cuando el lateral local -ya amonestado- cambió a la derecha de su defensa.

La primera llegada del complemento llegó recién a los 26m, cuando Gamba recibió de Lucas Barrios y sacó un disparo que encontró bien parado a Monetti.

Y Huracán tuvo la gran oportunidad de ganar a los 43m, con un penal de Lucas Barrios, pero tan inexorable era el camino hacia el empate, tanto era el 0 a 0 reflejo de sus últimos tiempos en la Superliga, que Monetti lo sacó.

En la definición desde los 12 pasos Monetti atajó el tiro de Roa, Barrios (para completar una noche olvidable) desvió su remate y San Lorenzo festejó a lo grande. En el horizonte inmediato de Huracán, o mejor dicho de su DT Antonio Mohamed, queda un partido clave: el martes, con Emelec de Ecuador, en el que pondrá en juego su suerte en la Copa Libertadores.

 

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.